Denuncia radicada en 2019

Un hombre habría abusado de su nieta

La causa se encuentra a cargo de la Jueza Roxana Suárez de la Fiscalía de Instrucción Nº 2. Al día de hoy la causa se encuentra paralizada y si ninguna novedad. El sujeto en cuestión está acusado de “Abuso Sexual Agravado” por el presunto abuso contra su nieta durante el transcurso de los ocho a los 11 años.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Durante el transcurso del día de ayer se dio a conocer un nuevo hecho de presunto abuso sexual en la Ciudad de Río Gallegos.

En este caso una madre y su pequeña hija realizaron una denuncia contra el abuelo paterno de la familia, por “Abuso Sexual Agravado” contra la menor de edad.

Si bien el suceso se dio a conocer en el día de ayer, la denuncia está radicada la Fiscalía de Instrucción Número Dos desde el pasado 12 de agosto del 2019.

Asimismo, se pudo saber que este hombre habría abusado de la joven desde los ocho hasta los 11 años de edad.

Por otra parte, se pudo constatar que la causa está a cargo de la Jueza, Doctora Roxana Suárez.

Sin embargo, la familia de la víctima se encuentra desesperada, ya que hasta el día de la fecha no hay avances en la causa.

Ante esto, la joven que habría sido víctima de este cruel acto, se expresó por medio de su red social Facebook.

En dicho posteo expresó lo siguiente:” Bueno quiero que sepan que para mí no es fácil haber llegado hasta acá con 16 años, y quiero avisar que no hice el escrache antes por miedo al qué dirán, ya que hay gente que te dice cosas horribles por defender al abusador”.

Y prosiguió: “Hasta hoy q entendí que hagas lo que hagas, siempre va a estar la gente que te quiere herir, sea de la manera q sea”.

Y continuó: “Pero yo hoy necesito JUSTICIA SOCIAL, lo quiero preso y que se pudra ahí adentro. Ya q el sistema no hace nada por ayudarme”.

Por otra parte, la joven hizo hincapié sobre el miedo y aseveró: “Ya no quiero tener más miedo cuando me quedo sola en casa sabiendo q anda como si nada en la calle. Que hubieron veces q lo hemos visto pasar a una, dos cuadras de mi casa”.

“Primero que nada, me anticipo de los comentarios. Yo NO lo provoque, NO lo busqué, ni tampoco andaba vestida para provocarlo, ni tampoco fue el lugar, ni la hora. Ya q varios años de mi INFANCIA ésta lacra abuso de mí, y tengo que contar q no sólo es un pedófilo que abusó de mí, sino q lamentablemente también es mi "abuelo" indicó la joven.

Posteriormente a esto la denunciante contó cómo fueron los hechos durante los cuatro años que tuvo que soportar los abusos de su abuelo y manifestó: “Teniendo 7/8 años, me quedaba a dormir seguido donde mi abuela (que vendría a ser su mujer) ya q mi papá vivía también ahí. Tenía a mis primos por los cuales me quedaba hasta tarde jugando y a veces me quedaba a dormir porque al lado vivía una de mis primas”.

Asimismo, agregó: “Mi papá cuando me quedaba a dormir casi nunca estaba, yo dormía con mi prima en la pieza de mi viejo, en la cual de noche esta basura se metía, se arrodillaba del lado de la cama en la que yo estaba, y me manoseaba mis partes íntimas”.

Además, expresó: “La primera vez que lo vi fue entredormida, no sé por qué pero me volví a dormir. Al otro día no sabía qué hacer ni que decir, lamentablemente no dije nada, porque a pesar de la edad q tenía yo sabía que lo q me hizo está mal”.

Y precisó: “Ahí empezó todo, que yo me acuerde! porque con dolor en el pecho, otra cosa de más chiquita no me acuerdo, no sé si me habrá hecho algo más siendo aún más pequeña. Hago esfuerzos, pero no me puedo acordar. Sólo espero y pido q no sea así”.

Seguidamente a esto escribió: “Varias semanas después, fui a dormir otra vez con mi prima, solo para jugar, como todo nena o nene de esa edad. Tenía miedo de pasar x el pasillo para ir al baño y encontrármelo, hasta buscaba la llave de la pieza d mi viejo para poder cerrar la puerta y que no entre. A la 1 o 2 d la mañana al final terminaba llamando a mi mamá y me iba”.

Por último, la joven enfatizó: “Y llegó un día, después de que se repitieran los manoseos varias veces, en el que no había nadie en la casa de mi abuela, estaba yo sola, y mis tíos en el taller de al lado laburando. En un momento llega ésta persona, yo ya con 3 años más de edad, me empezó a buscar, yo estaba en la punta de la mesa y me seguía alrededor de ella para poder agarrarme, lo primero q pude agarrar fue un cuchillo, amenazándolo de que si no me dejaba tranquila lo iba a matar. Se me reía y me dejó”.

COMENTÁ