Justicia

Paso a paso la investigación por la muerte de Rodrigo Curaqueo

Desde el inicio de la investigación por la muerte de Rodrigo Curaqueo, el Juez de Instrucción tomó varias medidas que no fueron dadas a conocer y a las que TiempoSur tuvo acceso. Para la Justicia la causa avanza a pesar que aún faltan pericias forenses por realizar.

Rodrigo Curaqueo murió el 7 de abril de este año.
Rodrigo Curaqueo murió el 7 de abril de este año.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En la mañana del pasado 7 de abril, Rodrigo Curaqueo habría llegado alcoholizado a su casa y en un rapto de violencia provocó destrozos, lo que motivó que su familia llamara a la policía, que procedió a detenerlo y a trasladarlo hasta la Comisaría Quinta de Caleta Olivia en carácter de demorado.

A la medianoche personal policial se hizo presente en el domicilio de la madre para informarle que el joven se había ahorcado en la celda donde estaba alojado en la Comisaría Quinta del Barrio Rotary 23.

Luego de conocida la noticia del fallecimiento del joven, los familiares y amigos protagonizaron varias marchas en pedido de justicia por las calles de la ciudad de El Gorosito, en las cuales

se produjeron disturbios en la Comisaría Quinta, donde hubo tiros, balas de goma, proyectiles con armas de fuego y bombas molotov. La policía trató de contener el disturbio que cada vez era más intenso lanzando gases lacrimógenos para dispersar a estas personas. Como resultado una mujer y un efectivo policial terminaron heridos.

(Andrea Muñoz, madre de Rodrigo, pide justicia por la muerte de su hijo).

El 10 de abril, el ministro de Seguridad, Lisandro De la Torre, se dirigió a la localidad caletense para ponerse a disposición de la investigación judicial tras los hechos ocurridos en la localidad.

De la Torre indicó: “Nos trasladamos en el transcurso de la madrugada, teniendo en cuenta que desde el primer momento en que se inició el hecho tomamos la determinación de iniciar una investigación interna, corriendo el traslado al Juzgado de turno para que se haga cargo de las actuaciones judiciales para buscar esclarecer el hecho”. Asimismo, el Ministro de Seguridad recordó que el Juzgado interviniente “decidió desde el primer momento realizar una investigación totalmente transparente, en el marco de los sucesos en la Comisaría Quinta, donde se apartó automáticamente a la fuerza provincial e inició una propia desde el Juzgado”.

El 13 de abril en la localidad de Puerto Deseado le realizaron el examen forense al cuerpo de Rodrigo Curaqueo, ya que fue diagnosticado COVID positivo post mortem, razón por la cual su autopsia se demoró varios días. En tanto, por cuestiones de operatividad en el Hospital Zonal, la diligencia judicial debió realizarse en Puerto Deseado.

Según le manifestó a TiempoSur José Curaqueo, padre de Rodrigo: “El resultado preliminar de la autopsia que nos pasó el forense que contratamos de forma particular que fue de aproximadamente cinco minutos indicaría que la policía no sería la culpable”. Y continuó: “De igual forma faltan 72 horas porque todavía quedan varios resultados de pruebas, pero todo indicaría que mi hijo se quitó la vida”. Seguidamente a esto el padre de Rodrigo se refirió al cuerpo e indicó: “El forense nos dijo que la autopsia tendría que haberse hecho antes y no entiende porque dejaron pasar cinco días y eso es algo que a nosotros también nos molestó, porque supuestamente dijeron que mi hijo tenía COVID y entonces había que esperar esos días y recién ahí se le iba a practicar la autopsia como sucedió este martes”. “El forense explicó que el cuerpo estaba muy avanzado para hacer la autopsia y que lo tendrían que haber hecho antes” aseguró el padre de Rodrigo. En esa oportunidad se le preguntó si su hijo habría sido capaz de tomar una decisión así, el padre respondió: “Mi hijo jamás podría haber tomado una decisión así porque era amor y paz, tampoco tenía antecedentes policiales por lo que era incapaz de quitarse de la vida”. Sin embargo, Curaqueo indicó: “Pero igual no sabemos porque mi hijo tenía problemas con las drogas y por ahí en ese momento estaba empastillado por lo que lo podría haber hecho”.

(La multitudinaria marcha terminó con incidentes en la Comisaría Quinta).

Investigan muerte

Desde el pasado 7 de abril, la familia de Rodrigo sostiene que no se quitó la vida, y pusieron en tela de juicio las medidas que ordenó el juez de Instrucción N° 1 de Caleta Olivia, Dr. Pérez Soruco, en la causa “Juzgado de Instrucción S/Investiga Muerte”.

TiempoSur pudo tener acceso a las medidas ordenadas por el magistrado y son las siguientes:

El 07 de abril a las 17:35 personal de la División Comisaría Quinta informó al Juzgado del fallecimiento del interno Rodrigo Curaqueo. Considerando el contexto de encierro, el Juez se avocó inmediatamente al conocimiento del caso, separando de cualquier tipo de intervención al personal de la Policía de Santa Cruz, solicitando la colaboración de la Prefectura.

Asimismo, se dio intervención inmediata al Médico Forense y a los peritos criminalísticos del Poder Judicial, quienes fueron al lugar, notificando a la Defensa Pública Oficial y al fiscal Martín Sedan.

(Una de las primeras marchas realizadas pidiendo justicia por Rodrigo).

Cuando se certificó la muerte, se hizo una inspección detallada del lugar y se dispusieron las siguientes medidas de prueba:

La autopsia la realizó el Dr. Marcelo Ocampo, Médico Forense del Poder Judicial, con intervención del Médico de Parte el Dr. Sosa. Esta pericia está agregada en causa; pero todavía el informe pericial del médico de parte (de la familia) no fue presentada hasta la fecha.

En este punto, la madre de Rodrigo asegura que no la van a terminar ya que no les entregaron el buzo con el que Rodrigo se ahorcó.

Es importante destacar que, en la autopsia, los médicos forenses no contaron con la prenda con la que presuntamente Rodrigo se ahorcó, porque el Juez decidió que la ropa fuera resguardada para evitar su manipulación. Esa prenda es de interés para la causa porque con una prueba que se llama barrido de ADN, puede descartar o confirmar la presencia de terceros.

Con este dato, lo que se muestra es que, para la Justicia nada está descartado y el hecho se investiga.

Se ordenaron testimoniales de todas las personas detenidas en la Comisaría Quinta como así también del personal médico del Hospital Zonal que se constituyó en el lugar. Esto se hizo en conocimiento de la familia y abogados de Rodrigo.

El Juez ordenó la recolección de las secuencias fílmicas, del Hospital Zonal, y de la Comisaría Quinta. Esta información representa 70 GB aproximadamente de material que debe ser analizado, esto aún no se ha realizado ya que el Juez no va a darle este material a la Policía, y está gestionando con equipos de otras provincias que acepten analizarlo.

(Dr. Alberto Luciani, abogado de la familia de Rodrigo Curaqueo).

También se secuestraron los libros originales de guardia y celaduría de la Comisaría Quinta y de los equipos celulares del personal de guardia que se encontraba presente al momento del hecho.

Se hicieron pruebas de Criminalística Econométrica (imágenes y medidas de la inspección ocular desarrollada en el lugar) y de Tracción, esta última permite verificar y analizar, mediante la utilización de prendas textiles de similares características y composición que la prenda original; el tramado que eventualmente pudo dejar el elemento constrictor. Dejando abierta la posibilidad que con posterioridad la misma prueba pueda ser llevada a cabo con el elemento original.

Por último, es de señalar que todavía falta producir algunas pruebas científicas, por ejemplo, estudios de toxicológicos anatomopatológico con el pool de órganos reservados; análisis de las secuencias fílmicas y extracción cotejos de ADN de las prendas secuestradas, testimoniales, entre otras medidas.

El Juez está investigando con otra fuerza y solicitando asistencia de otros científicos para resolver el caso.

COMENTÁ