Elecciones

Tres preguntas a dos candidatos que actualmente son concejales del oficialismo

A Daniel Roquel y Fabián Leguizamón, candidatos a Intendente del frente Unidos, se les preguntó cuáles serían las medidas  urgentes que llevarían a cabo si asumen el  10 de diciembre, si es difícil diferenciarse de la cuestionada gestión actual comunal y quién es el candidato a vencer el 27 de octubre.

Daniel Roquel y Fabián Leguizamón. Hoy ediles y candidatos a Intendentes.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los dos concejales radicales que son candidatos a Intendente respondieron tres preguntas, en donde hubo coincidencias, sobre todo en el rival que estiman deben vencer el próximo 27 de octubre

-TS ¿Cuáles serían las medidas urgentes que adoptaría si es electo y asume el 10 de diciembre?

Daniel Roquel: Una de la primeras medidas es ser muy transparente con los recursos, qué entra y en qué se gasta. Transparentar todos los recursos públicos. Un plan de reordenamiento urbano, en donde hay que hacer un plan de bacheo de emergencia. Cambiar el sistema de logística de limpieza de la ciudad.

Fabián Leguizamón: Tenemos un plan de 100 días. Una de las medidas tiene que ver con apuntar al problema de infraestructura vial, la trama vial con algunos sectores de Río Gallegos que tienen problemas serios de cloacas por problemas en las napas, como sucede en el barrio El Faro. También el horno crematorio del Cementerio que debemos solucionarlo de forma urgente por los problemas que genera en la zona. El sistema de recaudación también, porque debemos cobrarles a los grandes contribuyentes y descentralizar el pago  de los impuestos, el que se podrá realizar con tarjeta de débito y crédito. Otra medida es quitarle tasas que pagan los comerciantes, por ejemplo publicidad y propaganda y no cobrarles si colocan carteles luminosos, como sucedió en la gestión de Freddy, porque embellecen la ciudad. Pero además debe existir una retribución a la sociedad.

-¿Es difícil diferenciarse de Giubetich y su gestión en la campaña?

DR: He acompañado al Intendente en una boleta para Concejal en cargos distintos. Hemos tenido nuestras diferencias y hemos decidido construir un espacio político aparte que hace años hemos empezado a transitar. Tal es así que el Intendente tiene una lista de candidatos a concejales, integrada por muchos de sus funcionarios y nosotros no llevamos esa lista, sino que la lleva Fabián Leguizamón y que ha quedado más cercano al Intendente. Y nosotros hemos decidido hace tiempo venir trabajando con Encuentro Ciudadano que hemos armado una lista unidad, integrada con gente que me acompaña, como Matías Ripoll que encabeza la lista de Concejales. Hemos sido Concejal de Río Gallegos, no del intendente. Las diferencias las hemos planteado y la gente hará su interpretación.

FL: No, porque lo venimos haciendo desde 2016, cuando impulsamos proyectos de ordenanza y de resolución y tuvimos y tenemos una diferencia muy marcada con la gestión. Por una cuestión humana, desde los problemas de salud del Intendente, dejamos de hacer un poco eso y ayudar a la Municipalidad porque conocíamos desde adentro la situación. Durante ese tiempo que estuvimos cargo del Ejecutivo, generamos 40 millones de pesos anuales para el Municipio, incluso desde la banca cuando impulsamos la suba de impuestos al casino, por ejemplo.

-¿Quién es rival a vencer el 27 de octubre?

DR: Me parece que enfrentamos una forma de hacer política. Es verdad que Pablo Grasso pueda ser quien encarne ese modelo político donde no se transparenta el uso de los recursos públicos, o se hacen actos políticos en las escuelas. Eso no lo compartimos y lo vamos a combatir siempre. Me parece que ese modelo político, de un abuso de poder, donde no se respetan las normas... Le hemos pedido informes desde el Concejo Deliberante y no ha tenido siquiera la amabilidad de contestarnos y darnos una respuesta, justó él que ha sido Concejal durante ocho años y debería respetar esa institución.

En donde en el IDUV se construyen edificios y ni siquiera se presentan los planos en el Municipio, así creo que no se debe hacer política. Vamos a enfrentar y a ser una contraposición a una manera de hacer política que no compartimos y que elegimos otras construcción distinto.

FL: Claramente es Pablo Grasso. Los últimos cuatro meses de gestión que tuvo (luego de la renuncia de Raúl Cantín) más allá de cosas cuestionables, la gente consideró que sirvió. Además le dieron la estructura del IDUV por el cual hace obras y genera expectativas. Me diferencio en la honestidad y el trabajo, además de que no especulé en agosto porque no fui candidato testimonial.