Octubre Rosa

Tatuador reconstruye pezones de mujeres que tuvieron cáncer de mama

Nicolás García comenzó su campaña de concientización tras vivir una dura historia que involucra la pérdida de uno de sus seres queridos.

Foto 1 de 3
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Mes de Concientización del Cáncer de Mama viene acompañado de cientos de historias y anécdotas de lucha y entre estas, se encuentra la de Nicolás García, tatuador de Río Gallegos quien, hace años, se dedica a reconstruir -de forma gratuita- las aureolas de los pezones de las mujeres que sufrieron cáncer de mama y quienes, a consecuencia de esto, han perdido un pecho.

Pero esta labor de concientización no ha surgido sola, sino que nació luego de que una amiga de Nicolás, quien padecía de cáncer de mama, muriera a causa de la enfermedad: “Soy de un pueblo, de Suipacha, y tenía una amiga que pasó por la enfermedad. Ella hacía muchas campañas y, hace unos cinco años, le volvió la enfermedad y falleció. Y desde ese momento decidí seguir por ella”, contó Nicolàs Garcìa al programa de radio Sin Vueltas el cual se emite por Tiempo FM 97.5.

Nicolás explicó que los primeros en llevar a cabo esta iniciativa fueron los chicos de “Mandinga” y, luego de comunicarse y consultarles acerca de la posibilidad de hacerlo en Río Gallegos, le dieron el visto bueno y ahí comenzó todo: “Me hace sentir muy bien y es algo que a ellas les cambia la vida también. Soy el único que lo hace gratis, y es una forma de devolver algo de lo mucho  que el tatuaje me da a mí. Me da satisfacción poder hacerlo, más que cualquier otra cosa", destacó.

Si bien durante el mes de octubre, en el marco del Mes de la Concientización por el cáncer de mama, Nicolás se dedica a llevar a cabo esta  campaña, es remarcable que "él realiza la reconstrucción de pezones durante todo el año de forma gratuita": “Yo siempre lo publico en el mes de octubre para concientizar, pero yo lo hago todo el año. Tengo consultas y por ahí no se quieren hacer la reconstrucción del pezón y va otro tatuaje que les guste: de flores o mariposas, lo que a ellas las haga sentir bien”, agregó el tatuador.

 

“Mientras estoy haciendo los tatuajes o en las charlas previas para hacerlo, hablamos de que para algunas personas puede ser una pavada –ya sea para su pareja o amigos- pero para quienes luchan con esta enfermedad, es importante. Durante el tatuaje no es nada, sino cuando está terminado y se lo ven y les quedan los pezones terminados, eso está bueno. La estética de la mujer es demasiada, y al haber pasado por tanto –cuando las vacían y después les ponen una prótesis y vuelven a tener el pecho- es un toque de ánimo. Les pasan un montón de cosas, desde que se enteran hasta que lo superan y es una enfermedad que si no la agarran a tiempo puede ser terminal. Cuando ya superaron todo y se pueden reconstruir es hermoso”, finalizó Nicolás.

Aquellas personas que deseen comunicarse con Nicolás para realizarse un tatuaje reconstructivo o por alguna consulta pueden hacerlo a través de la página de Facebook “Manicomio Tattoo” o “Nicolás García”.

COMENTÁ