Info General

Colaboración

La Bilioteca “Rosita Llauquen” firmó un convenio con SPSE para continuar reciclando

Dicha medida forma parte del programa de reciclado que se lleva a cabo desde la biblioteca.

  • 11/02/2023 • 19:03

Desde principios del año 2022, la Biblioteca “Rosita Llauquen” de la ciudad de Río Gallegos se encuentra encabezando una propuesta de reciclado a nivel local. La misma tiene como objetivo el poder continuar sosteniendo los recursos que requieren las instalaciones, ya que se trata de una Biblioteca completamente autogestiva.

Ante esto, los representantes de la Biblioteca -en conjunto con las autoridades de Servicios Públicos- firmaron un convenio de colaboraciòn a través del cual la empresa estatal le brindará a la biblioteca todos los papeles que se desechen a lo largo del año para que estos puedan ser reciclados en la planta de reciclaje de la localidad.

Juan Alvarado, director de la Biblioteca “Rosita Llauquen”, dialogó con TiempoSur y explicó que el convenio fue firmado el día jueves y que se trata de algo que se viene planificando “desde el año pasado con la gente de la organización de Servicios Públicos. Nosotros le comentamos que venimos trabajando hace un tiempo sobre lo que tiene que ver con el reciclado, que son cositas pequeñas internas nuestras de la biblioteca pero que quería extenderlas y ante eso pensé que por qué el papel de algunos entes públicos se tira y no se puede reciclar. Entonces, ahí se nos ocurrió presentarle a varios y el que primero nos respondió fue Servicios Públicos, con la mejor predisposición. De a poco armamos el convenio y lo firmamos”.

“El convenio consiste en que todo el papel que la empresa tira –de todas las oficinas de Servicios Públicos- va a ser recolectado una o dos veces por mes por nosotros, para que luego vayamos y lo podamos llevar a la planta de reciclado que está en el vaciadero, para que sea beneficioso tanto para nosotros como para la empresa, quien con esto ratifica la responsabilidad empresarial y el compromiso con el medioambiente. Estamos muy felices con esto y vamos a arrancar en el mes de marzo”, señaló Alvarado.

Al ser consultado por este medio acerca del programa de reciclado que se lleva a cabo desde la Biblioteca, el director señaló que “la arrancamos hace ya un año, de a poco, con el tema de las tapitas de las gaseosas. Nosotros no tenemos nada en contra de la organización del Garrahan, la verdad que nos parece excelente lo que hacen, pero sabemos que reciben colaboración a nivel nacional, y habiendo organizaciones sociales más pequeñas –como la nuestra u otras- que no tienen algún tipo de sustento o medio para poder salir adelante, que mejor que a través del reciclado poder ayudar y ayudarnos. Nosotros no tenemos ningún tipo de ingreso para poder solventar los gastos que demanda todo el funcionamiento de nuestra biblioteca. Nosotros pagamos el alquiler y los servicios por nuestra cuenta, salvo cuando nos ayuda la gente del Estado provincial que nos paga el gas, pero sino todo sale de nuestro bolsillo, de la colaboración y de las acciones que hacemos con la biblioteca”, añadió.

 

Para finalizar, Alvarado se refirió a la gran importancia y el rol que poseen los vecinos al momento de colaborar con la Biblioteca y expresó que “eso nos llena el alma y el corazón. Todos los días, o día por medio, publicamos cuando la gente nos dona los libros que tienen en sus casas, ropa, una cama, un colchón o algo. Nosotros vamos y lo buscamos, o pedimos ayuda a algún vecino o amigo que tenga alguna camioneta y luego lo ponemos a disposición de los vecinos. Eso ha generado que nuestra biblioteca no sólo sea un espacio cultural, educativo, de recreación e inclusión, sino que también sea una cuestión solidaria y barrial. La biblioteca es libre y pública, y siempre nos pone contentos que tengamos vecinos que nos ayuden, hay gente muy solidaria y atenta que sabe que lo que hacemos es con esfuerzo propio, y lo que generamos va destinado a cualquier persona que lo necesite”, concluyó.