Río Gallegos

Inauguraron monumento en homenaje a las Madres de Plaza de Mayo

A 45 años de la primera marcha, en una plaza de la Costanera de Río Gallegos se instaló en el día de ayer un monolito con el símbolo del pañuelo que caracteriza la lucha de las madres de las personas detenidas y desaparecidas.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El 30 de abril de 1977 las Madres de Plaza de Mayo dieron su primera ronda frente a la Casa Rosada para reclamar la aparición con vida de sus hijos e hijas secuestrados en la dictadura. Estas marchas cada jueves eran el punto de encuentro para organizarse y reclamar. El pañuelo blanco en la cabeza es el símbolo que identifica su lucha.

En homenaje al 45° Aniversario del inicio de esas rondas, el Intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso inauguró ayer -en la plaza ubicada en Emilia Rodiño de Clark y calle Bomberos Voluntarios en la costanera- un monumento con el símbolo del pañuelo de las Madres.

 

Estuvo acompañado por la Secretaria de Estado de Derechos Humanos de la Provincia, Nadia Astrada; María Toninetti, hija de Viviana Admetlla y Daniel Toninetti, y Martín Villagra, también familiar de desaparecidos; y el decano de la Facultad Regional de la UTN, Sebastián Puig.

Estuvieron presentes legisladores provinciales y concejales, junto a funcionarios nacionales, provinciales y municipales; además de Leonor Contreras y Sabrina Melovolpe, familiares de desaparecidos.

 

María Toninetti, quien vive en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, agradeció la invitación para participar en esta ciudad de la inauguración de un momento tan importante y resaltó que Río Gallegos es el lugar donde sus padres se conocieron, se enamoraron y militaron juntos por un mundo mejor. “Me siento parte de este lugar aunque no viva acá”, aseguró.

“Agradezco cada cosa que se haga para mantener viva la memoria de los detenidos desaparecidos y en este caso de la lucha que llevaron adelante las Madres, pensando en cómo ellas convirtieron ese dolor en lucha y la traspasaron al resto de la sociedad”, expresó emocionada Toninetti.

 

Por su parte, Nadia Astrada sostuvo que sostener la memoria para la verdad y la justicia “es la única manera para construir un Río Gallegos, una provincia, un país y un mundo con mayor justicia social”, causa por la que fueron asesinados y torturados los detenidos durante la última dictadura cívico militar. “Este pañuelo que está acá es un símbolo en nuestro Gallegos querido que marca un cimiento de la construcción en Derechos Humanos y de aquel camino que comenzó Néstor Kirchner cuando se logró la abolición de las leyes del Perdón y se inició el camino de la verdad y la justicia, cuando el Estado pidió perdón y se hizo cargo de acompañar a esas abuelas y madres para recuperar a sus nietos y nietas, que aún nos faltan, y que los genocidas tengan cárcel común, perpetua y efectiva”.

“Este pañuelo que van a ver las nuevas generaciones es el mensaje más hermoso que podemos dar para construir una sociedad mejor”, expresó la funcionaria.

COMENTÁ