A sumarse

Insisten en la importancia de donar sangre

Desde principios de año se intensificó la campaña para conseguir donantes. En redes sociales piden dadores y se viralizan las campañas. El rol del plasma de pacientes recuperados.

Siguen pidiendo donadores.
Siguen pidiendo donadores.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Desde principios de año y en medio de la pandemia por el Coronavirus, el sector de hemoterapia del Hospital de Río Gallegos viene realizando una fuerte campaña de donación de sangre. Se trata de un recurso que no se puede producir, que no tiene precios y que es conseguido solamente por la voluntad de los donantes. Esto cobró doble importancia teniendo en cuenta que el plasma de recuperados de COVID puede servir en el tratamiento a personas que transiten la enfermedad. Para contextualizar, hay que señalar el caso del jefe del cementerio de Río Gallegos, Daniel Cárdenas. El empleado municipal -que ha sido entrevistado en varias ocasiones por TiempoSur- se encuentra atravesando un momento complicado en el HRRG, por lo que tanto la junta vecinal que representa como diferentes vecinos han realizado una campaña en redes sociales para conseguir dadores de sangre. Esto ha sido el puntapié inicial para volver a traer el tema sobre la mesa, en una localidad marcada por la pandemia a fuego y que debe realzar el sentido de solidaridad sanitaria para con otros pacientes.

Desde las autoridades sanitarias insisten en una mayor campaña de donación de  sangre, dirigida a los ciudadanos. Según se había comunicado tiempo atrás, son pocos los pacientes recuperados que hacen donación de plasma, algo que llamó la atención.

Y esto no es solamente un problema a nivel local o provincial, sino que es algo que se da a nivel nacional según manifiestan los expertos.

Desde el Gobierno provincial, a través del Ministerio de Salud, informaron ayer que las campañas siguen vigentes, que los números de contacto siguen siendo iguales y que la necesidad no ha cambiado.

Hay una falta de cultura de la donación voluntaria, altruista y habitual, es decir aquella por la cual el donante acude a donar dos o tres veces al año sin condicionamientos”, admitió María Susana Pisarello, a cargo de la Dirección de Sangre y Medicina Transfusional (DiSaMeT), del Ministerio de Salud de la Nación.

La funcionaria destacó que "es una cuestión en la que se viene trabajando fuertemente desde la creación del Plan Nacional de Sangre, en 2002, cuando el porcentaje de donación voluntaria, altruista y habitual era de tan solo un 3%”.

¿Quiénes pueden ser donantes?

Las personas confirmadas de COVID-19 estarán en condiciones de donar su plasma por un método denominado de aféresis, pero de 10 pacientes recuperados, 3 pacientes no tienen los anticuerpos necesarios o en cantidad suficiente para uso terapéutico.

Los criterios de elegibilidad vigente según normativa son:

Personas recuperadas de COVID-19 después de 28 días de la resolución de los síntomas, sin necesidad de tener PCR negativo.

Personas PCR negativo después de 14 días sin síntomas.

Personas PCR positivo que nunca desarrollaron síntomas después de 28 días del resultado positivo de la prueba.

Contacto estrecho de caso confirmado 14 días después del último contacto y si fuera conviviente hasta que el caso tuviera alta médica.

Personas con IgG positivo para anti COVID -19 sin pruebas de diagnóstico previas y que fueron asintomáticos pueden donar sin un período de espera y sin necesidad de PCR.

Quienes sean potenciales donantes no deben tener antecedentes transfusionales (no haber recibido transfusiones previamente). Y deben carecer de antecedentes gestacionales o abortos.

¿Qué requisitos se necesitan para donar plasma?

El potencial donante deberá cumplir con todos los requisitos exigidos para un donante de sangre habitual, ser mayor de 18 años y menor de 65, más de 50 kg, no tener enfermedades graves asociadas (diabetes, infartos, stent etc.), no tener enfermedad cardiovascular severa y no haber tenido embarazos.

 

Para ser candidato a donar plasma hay que cumplir varios requisitos. En muchos casos, las personas no pueden hacerlo porque tienen tatuajes, por ser mayores de 65 años, por haber tenido infartos, por tener obesidad, por comorbilidades, por tener alto riesgo de enfermedades infecciosas y por muchos otros impedimentos, que incluyen a las mujeres que tuvieron hijos. Ellas tienen la posibilidad de haber generado anticuerpos por la compatibilidad materno-fetal, pero esos anticuerpos pueden hacer que el paciente que los recibe genere una reacción alérgica muy grave.

COMENTÁ