Santa Cruz

Salida del COE de la oposición: Ideas “no tenidas en cuenta” y un “espacio desdibujado”

El diputado Daniel Roquel renunció a participar del Comité Operativo de Emergencia provincial. Tuvo el apoyo de Encuentro Ciudadano. La diferencia con el COE local que “no funciona”, según Leonardo Roquel.   

Salida del COE de la oposición: Ideas “no tenidas en cuenta” y un “espacio desdibujado”
Salida del COE de la oposición: Ideas “no tenidas en cuenta” y un “espacio desdibujado”
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por medio de la red social Facebook ayer el diputado provincial, Daniel Roquel (UCR), anunció que la oposición se apartaba del COE provincial.

El legislador es el único representante de la oposición en este organismo que delinea las políticas en la pandemia, aunque Roquel tuvo el apoyo de su par de Encuentro Ciudadano, Javier Pérez Gallart.

Ayer a la mañana hubo un nuevo encuentro del COE y obviamente Roquel estuvo ausente.

“Entendemos que en la política debe primar el diálogo y los consensos, fue por eso que en su momento solicitamos desde el Bloque Nueva Santa Cruz poder integrar el Comité Operativo de Emergencia cuando desde un principio no se nos había tenido en cuenta. Nuestro trabajo siempre estuvo abocado a acercar ideas, propuestas y proyectos para hacer frente a la pandemia, pero lamentablemente existe un gobierno que lo único que hace es negar la realidad, mentir y ocultar la información, y así se hace imposible construir”, sostuvo Roquel.

Marcó que todas las propuestas de su sector “no han sido tenidas en cuenta”. “Por las críticas que hemos hecho fuimos descalificados por funcionarios del gobierno y tratados de “miserables” y “lacras”, añadió y recordó que señalaron el “abandono de los Hogares de Adultos Mayores, la urgente aprobación del tratamiento con ibuprofeno inhalado, el abandono a los trabajadores de la salud, la demora en la inauguración de la ampliación del hospital, la inexistencia de políticas públicas para atender los graves problemas de salud mental que está teniendo el pueblo de Santa Cruz, los graves problemas de la Caja de Servicios Sociales, la falta de ideas para atender el problema de la educación”.

Otro punto que señaló el legislador radical fue que nunca pudieron conocer los números de la pandemia, tanto en los fondos que recibió la provincia, con la compra de insumos, recursos para trabajadores de salud, como así también la cantidad de médicos que se incorporaron  al sistema de salud.

“Es por ello que decidimos seguir aportando desde otro lugar y no seguir formando parte del COE Provincial. Entendemos que podemos ser más útiles desde otro lugar, desde nuestras bancas en la legislatura provincial y no seguir participando de una pantomima donde el Gobierno no ve, no escucha, no dice ni hace nada”, indicó y añadió: “No vamos a ser cómplices de este accionar. Vamos a seguir trabajando y acercando soluciones, pero no nos sentaremos con las autoridades solo para sacarnos una foto y seguir siendo ignorados”.

RESPALDO

“Le di el respaldo a su decisión”, indicó Gallart a TiempoSur, quien agregó que el espacio “está absolutamente desdibujado y no está definiendo políticas en este tiempo tan crítico, está desperdiciado”.

Agregó que de igual manera las decisiones que se están tomando, particularmente en el caso de Río Gallegos, localidad con mayor cantidad de casos, son “a contramano de lo que se recomienda”.

“Quizás en el interior provincial se trabaja de otra manera, pero acá no se realiza una cuestión básica que es la detección y aislamiento para cortar la cadena de contagios. No se ha trabajado de esa manera y así están los números con lamentablemente 125 fallecidos y eso no es casualidad. Aunque obviamente tiene que ver la conducta de las personas, pero la falta de conducción y política sanitaria estuvo ausente totalmente”, advirtió.

Resaltó que el único ámbito de discusión, pero que surgió en este último tiempo, fue la Cámara de Diputados, aunque “durante siete meses se negaron a discutir cualquier proyecto que tenga que ver con la pandemia, el tema COVID estaba ausente”.

COE LOCAL

En el caso del COE de Río Gallegos, la realidad es diferente, pero no porque se tengan en cuenta las propuestas de los ediles de la oposición, sino porque, según Leonardo Roquel “no podríamos renunciar a algo que no está funcionando y al cual no se le está dando legitimidad”.

Durante toda la cuarentena el sector opositor reclamó que el COE se reúna, el cual tuvo dos reuniones en los últimos dos meses.  

“Queremos que el COE funcione porque es un ámbito importante en la ciudad capital con una situación muy difícil en lo económico y sanitario. Por eso debemos estar todos y dar soluciones a los requerimientos”, apuntó.

COMENTÁ