Conflicto gremial

Qué resolvieron los judiciales y “la deuda que se hizo pasar por aumento”

El gremio decidió en asamblea suspender temporalmente las medidas de fuerza y continuar el “diálogo” el próximo 9 de mayo, en paritarias. Pero también rechazaron la figura del “mediador”. “Nuestro sueldo era 30% superior al de los juzgados federales. Hoy el que trabaja en la justicia Federal está 100% arriba que nosotros”, explicó un delegado.

Asamblea de judiciales.
Asamblea de judiciales.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por medio de un comunicado, el gremio judicial “3 de Julio” informó que suspendieron temporalmente las medidas de fuerza que viene realizando en el marco del reclamo por aumentos salariales no otorgados.

Su sistema salarial percibe los incrementos que dispone la Corte Suprema de Justicia de la Nación al año siguiente de las acordadas, lo que no se fue aplicando por el Tribunal Superior de Justicia.

Pero también el gremio protesta por la deuda que se fue acumulando desde 2017 a la fecha, respecto a incrementos que debían ir abonándose y que, sumado a las acordadas, representan una deuda que supera el 100%.

 

 

 

“Asimismo, se informa que se ha transmitido al Tribunal Superior de Justicia la voluntad de este sindicato, la cual fue resuelta a través de sus asambleas, de continuar dialogando en las semanas venideras hasta la concreción de la reunión paritaria fijada para el día 9 de mayo del corriente año”, destaca el comunicado.

En la última paritaria, del pasado 20 de abril, los vocales del TSJ  propusieron que exista una mediación, debido a la superación del plazo de 30 días de las negociaciones que comenzaron el 24 de febrero y conforme a los artículos 13, 6 y 18 de la Ley 3022 (Régimen de paritarias para el Poder Judicial).

Aunque el comunicado del gremio no lo menciona, esto fue rechazado por la asamblea provincial que realizaron el sábado en San Julián. Es decir, que acudirán para seguir la negociación el próximo 9 de mayo pero sin aceptar la propuesta del TSJ.

“La asamblea entendió que no estaban cumplimentados los pasos” para una mediación, dijo a TiempoSur Lucas Pachila, secretario de Prensa y Difusión del gremio.

Destaco que “en pos de continuar dialogando, como gesto de buena voluntad temporalmente suspendemos las acciones, pero nos mantenemos en estado de alerta y movilización".

Expuso que “si el Tribunal no propone nada superador, iremos a asamblea y se tomará la decisión que allí se resuelva”.

El TSJ señaló que instrumentó y otorgó desde el 1º de enero al 30 de abril de 2022 un incremento total “desde el 28,36%, “superando el 60% total acumulado si adicionamos lo ofrecido para los meses de junio, septiembre y diciembre de este año. Siendo dicho 60% el piso de incremento para este año, toda vez que será revisado en el mes de agosto”.

 

“NO ES NADA”

“Con un mediador nada va a cambiar, porque el Tribunal ya dijo que no va a aumentar y no se va a mover de lo que ofertó, porque no tiene presupuesto, siendo que es un órgano independiente y que necesita recursos que le envíe el Poder Ejecutivo”, advirtió Cesar Fernández, delegado de judiciales de Caleta Olivia.

El delegado aclaró que -por ejemplo- el 17,5% que ofertó “no es nada, porque es lo que nos debían desde 2020” en base a las acordadas que dispuso la CSJN.

Explicó que cuando el Gobierno provincial otorgo el 15% de aumento a cuenta de futuras negociaciones paritarias a la administración pública provincial, el TSJ se sumó a este incremento “por fuera de nuestra paritaria, dio ese 15% arbitrariamente, en base a dos acordadas de 7,5% y 10%, es decir lo pusieron a cuenta de esa deuda, y por eso sólo nos están pagando lo que nos deben, no es un aumento”, recalcó.

Fernández estimó que la deuda, originada en 2017, más las acordadas no pagadas, llevan un acumulado del 110 al 114%.

“En 2017, cuando se pagaba mal y para que mantengamos el sistema salarial, se propuso dejar cerca de un 40% dentro de una fórmula que se había creado. Eso fue acarreando deuda junto con los aumentos que dispuso la Corte, y se iban sumando de 2 a 3% cada vez que nos aumentaban, pero ahora hay un 30% de esa deuda más las acordadas que no nos pagaron”, insistió.

La “ley espejo” significa que en febrero el TSJ y gremio se sientan y comienzan a aplicar los aumentos que dispuso la CSJN el año anterior. “El TSJ no quiere instrumentar ninguna acordada y, por ejemplo, la acordada que venció en marzo, ofrecen pagarla en junio con 5%, y en octubre otro 5%. Pero en junio vence otra acordada de 9%, que ofrecen pagarla en enero de 2023”, detalló.

Abundó que el TSJ “dice que nos da 60% de aumento, pero es deuda, no aumento, porque lo único que ha pagado el Tribunal ha sido deuda del 2020, y además instrumentó aumentos -como el 15%- fuera del nuestro sistema paritario”, recordó.

Fernández mencionó otro ejemplo para visualizar cómo el salario de los judiciales se fue depreciando desde 2017. “Nuestro sueldo era 30% superior al de los juzgados federales. Hoy, el que trabaja en la justicia federal está 100% arriba que nosotros. Soy jefe de Despacho en un juzgado de Instrucción, y mi par de la justicia Federal cobra el doble que yo”, mencionó.

COMENTÁ