Evaluaciones de la Unesco

Laura Lewin: “La educación tiene que ser una política de Estado y trascender gobiernos”

La referente en gestión educativa, Laura Lewin, estuvo en diálogo con “Cambalache”, tras conocerse los resultados de las evaluaciones que la Unesco realizó en 2019.

Laura Lewin.
Laura Lewin.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Tras cocerse los resultados de las evaluaciones que la Unesco realizó en 2019, hubo un aumento de la preocupación por la situación educativa del país. Argentina obtuvo un puntaje por debajo del promedio regional y cayó respecto de las mediciones de 2006 y 2013.

Por eso, “Cambalache” (97.5) se contactó con Laura Lewin, referente en gestión educativa, quien habló de la necesidad de que la educación sea una política de estado “para que trascienda a los gobiernos de turno y a los partidos políticos, para que todos podamos tomar decisiones a corto, mediano y largo plazo, porque sino inevitablemente la historia se va a repetir”.

Sobre las causas de declive educacional comentó: “Lo primero que tenemos que entender como sociedad es que nunca hay una sola causa, no es que al sistema educativo le va mal por el presupuesto. Es por el presupuesto, por la infraestructura, por el desarrollo profesional, por los recursos, hay muchísimas razones, no es que es una sola”, dijo.

Para ella, “es interesante que le estén dando más importancia al tema de las evaluaciones estandarizadas porque por lo menos es una foto, sabes dónde estás parado. Si no, es como estar en una habitación a ciegas y no sabes para donde ir, bueno, las evaluaciones estas por lo menos son una linterna que te dicen estamos acá y a partir de ahí te permiten tomar decisiones”.

Lewin explicó que “en estas pruebas particulares lo que se vio es que muchos chicos no podían pensar, no podían procesar la información, y eso tiene mucho que ver con una educación muy antigua, muy tradicional que ya no va más”. En la que el docente “está parado adelante del pizarrón transmitiendo contenido y los alumnos sentados mirando”. Según sostuvo, en ese formato “el docente enseña, pero eso no te garantiza que el alumno aprenda”.

Continuó diciendo que “una de las cosas que tenemos que trabajar mucho es la revolución cognitiva, que no es ni más ni menos que enseñarle a los chicos a pensar diferentes tipos de pensamientos, a ser más creativos, a pensar de manera crítica, pensamiento lateral, trabajar mucho con lo que son las habilidades cognitivas. Eso de repetir contenido todo el tiempo y memorizar no te lleva a nada. Además, la información hoy está a un clic de distancia. ¿Eso significa que el contenido no es importante? No, es súper importante, pero no es únicamente saber el contenido, es qué hago con ese contenido”.

Consultada sobre los cambios que tienen que darse en el sistema educativo, aseguró que lo “el 60% de los alumnos de nuestro país está en situación de pobreza, eso significa que muchas veces van a la escuela sin haber comido. Esto es un problema muy grande, porque un chico que no come, que no está alimentado, no puede pensar, no puede aprender. Entonces necesitamos, desde la institución educativa, brindar desayuno, almuerzo y merienda para garantizar que el alumno va a aprender”.

Otra de las cosas necesarias es “más horas de clase”, porque  “claramente las horas que tienen no alcanzan, pero es mucho ausentismo docente, mucho ausentismo de los chicos y la realidad es que necesitamos más horas. Más horas implican más aulas y más docentes, o sea que necesitas un presupuesto mucho más fuerte del que tenemos, que encima ahora decidieron bajarlo”.

Sumado a estos dos puntos, para Lewis se necesita “un programa académico que sea relevante, significativo e interesante. Los chicos de secundaria abandonan el sistema educativo porque no le ven relevancia, no le ven pertinencia. Creo que eso tiene que ver con mejores docentes. Hay docentes maravillosos, entusiastas y apasionados, pero hay otros que no, la realidad es que no todos los docentes están tan comprometidos como deberían”. También dijo que hay que ver “cómo estamos enseñando” y que se necesitan “estrategias didácticas pedagógicas que apunten a que los chicos quieran aprender, no que tengan que hacerlo”. “Hay que sacar la figura de adelante del pizarrón, eso significa que el docente ya no es más la única fuente de conocimiento, hoy los chicos aprenden hablando entre ellos, debatiendo, investigando, haciendo proyectos, con las tablets, con los celulares”, afirmó y explicó que “el rol del docente es mucho más importante” porque tiene que “ayudar a los alumnos a llegar a su mayor potencial”.

COMENTÁ