Río Gallegos

Grasso evaluó el semáforo epidemiológico

Al finalizar la ceremonia por el 201 aniversario del paso a la inmortalidad de Manuel Belgrano, el intendente Pablo Grasso habló con TiempoSur sobre la actualización del semáforo epidemiológico, el avance en la vacunación y las fiestas clandestinas. “Es importante poder hacer este último esfuerzo para poder pensar en una normalidad plena”, señaló.

Pablo Grasso.
Pablo Grasso.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El pasado día viernes el Ministerio de Salud y Ambiente actualizó la publicación del Índice Epidemiológico Ajustado por Población (IEAP) para definir el nivel de riesgo de contagio de cada localidad. El mismo tendrá vigencia hasta el 25 de junio y muestra a Río Gallegos en la categoría de riesgo medio. En este sentido mencionaron que “en todos los niveles de riesgo es importante reforzar las medidas preventivas básicas para cortar con la circulación del virus, tal como el uso de barbijo en forma permanente, el lavado de manos en forma habitual, la ventilación de ambientes y evitar reuniones sociales”.

Consultado sobre la situación epidemiológica de nuestra ciudad, Grasso manifestó que “lo importante es continuar en descenso, tener expectativas que las dos curvas mejoren. Que la de casos se vaya achatando y la otra vaya creciendo, que es la de vacunación”. Vale la pena mencionar que el pedido también fue parte de su alocución en el marco del acto ceremonial, donde remarcó la importancia de poder gestionar el avance en la vacunación “algo muy importante para nuestros vecinos y para todos los que queremos volver a la normalidad”.

“En muchas partes del mundo dejaron de lado el barbijo para que en espacios al aire libre poder vivir libremente. Eso marca una responsabilidad distinta”, dijo y ejemplificó: “Ayer se veía mucha circulación de gente en muchos lugares de la ciudad. Nosotros tratamos de acompañar con distintos equipos de promotores reforzando el distanciamiento. La gente lo cumplió bien, pero en muchos casos con la ayuda de los comerciantes”, dando a entender que a esta altura de lo vivido son prácticas que la sociedad ya debería tener incorporadas.

Específicamente con relación al proceso de vacunación y los reclamos realizados al Gobierno provincial expresó: “Obviamente hay enojos, idas y vueltas, es lógico cuando hay que poner improntas distintas para las soluciones. Lo bueno es que podemos ponernos de acuerdo y acelerar el proceso vacunatorio”, y fue más allá: “Nosotros no podemos estar esperando, o no ser claro con la gente para decirle cuando le toca a cada uno el tiempo de vacunarse. Solo planteamos que teniendo un panorama claro la gente está más tranquila”, aunque en este sentido destacó: “Hoy hay vacunados mayores de cuarenta años, entre los primeros lugares del país”. En cuanto a la vacunación de los trabajadores municipales detalló: “Tenemos casi el 50% de los empleados municipales vacunados, es un número importante. Así esperamos seguir avanzando que será lo importante para volver a la normalidad”.

Por último, lamentó la realización de reuniones sociales por fuera de las normativas y dijo: “No alcanza con la responsabilidad social, son muchos los lugares que se desarticulan, pero hubo una disminución drástica en lo que refiere a fiestas”, y dejó un mensaje: “Esto no terminó, es importante poder hacer este último esfuerzo para poder pensar en una normalidad plena. Es tener paciencia, ya vendrán tiempos de poder festejar todo el tiempo perdido”.

COMENTÁ