Elecciones 2021 definitivas

Bajándose del caballo

El fulgor suele proporcionarlo la distancia, distancia en tiempo y espacio. Ejemplos sobran. San Martín, hoy indiscutido prócer de nuestra Argentina, si bien gozaba de respeto, afecto y pocos discutían sus cualidades, en su tiempo estuvo lejos de recibir grandes elogios. Peor que discutido, en gran medida, fue ignorado. Cuesta –o duele- saber que debió hacer ingentes esfuerzos no para que lo homenajearan sino para que le enviaran los dineros que el incipiente Estado Nacional le adeudaba por sus servicios.

Los candidatos a diputados.
Los candidatos a diputados.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por Ariel Robert

Director/TiempoSur

Los sistemas políticos, en los que requieren de participación y construcción social, prescinden de héroes y esto ocurre desde hace bastante poco tiempo.

En estas páginas recordábamos hace unos días que nos separan apenas 70 años desde que las mujeres pudieron empezar a decidir, participar, actuar, elegir. Algo que debe sonarnos extraño ya que las mujeres superaban en número a los varones –como hoy-  por lo que el proceso eminentemente democrático no supera las siete décadas en la Argentina. Joven, sí, pero de ninguna manera es una democracia adolescente, aunque a veces parece ser irreflexiva y caprichosa.

Hoy es la vigésima vez de elecciones generales luego de la recuperación del sistema.  Después de la dictadura cívico militar, genocidio que nunca sonará redundante, porque es la manera de que jamás pueda repetirse, algunos y algunas superan las 20 asistencias a las escuelas para votar, ya que también hubo un plebiscito –aquél por el Beagle y la mediación papal- y para elegir a los y las constituyentes para la reforma constitucional de 1994. O sea, el músculo electivo deberíamos tenerlo apto para hacerlo bien.

En la oferta de candidatos y candidatas, con respeto y gratitud confieso, me arriesgo asegurar que no encontraremos héroes, ídolos ni figuras fulgurantes, y está bien que así sea, porque la democracia no es un mecanismo que garantice el manejo de los destinos nuestros por seres iluminados, sino el método para elegir a quien pueda representar mejor nuestros intereses, nuestro ideario, nuestras expectativas inmediatas y quien se comprometa a acompañar los esfuerzos cotidianos de todos los ciudadanos y de todas las ciudadanas.  Las boletas no contienen las imágenes de rockstar encumbrados si no la de aquellos que se ofrecen como intérpretes de las canciones corales, canciones que muchas veces suenan a reclamos y demandas difíciles de satisfacer

Cotejar nuestro presente, considerar el pasado y pensar un futuro mejor son los requisitos para votar bien. Estar convencido de que esta decisión es nuestra contribución, aporte insuficiente pero indispensable para construir el edificio común, ese que nos alberga y nos contiene, que nos protege y propicia nuestro desarrollo individual y social.

Esta vez luego de las P.A.S.O siguen varios en carrera, pero en el podio –como siempre- caben sólo tres. No están solas ni solos, tienen importantes escuderías detrás. La pole position es para Roxana Reyes, de la alianza Cambia Santa Cruz, el segundo en la largada es Gustavo Kaky González, del Frente de Todos; y en tercer lugar arranca Claudio Vidal, con el casco identificado con el espacio SER. También sólo tres serán quienes pasen de ser protagonistas en el circuito Santa Cruz a ocupar sus espacios en la gran tribuna de la Cámara de Diputados de la Nación.

Se agitan banderas y mañana tendremos el resultado. Aunque especulemos, contemos con el auxilio de cronómetros perfectos y encuestadores encumbrados, todo dependerá de la apuesta de cada una y de cada uno de los habitantes de Santa Cruz, hoy, en las urnas. 

Sólo podemos asegurar que mañana no habrá ningún campeón ni campeona, que el champagne está tibio y que el podio resiste apenas un instante, luego, todas y todos, deberemos seguir trabajando.

Hasta hoy ha sido una competencia de fórmulas y recorridos abrumadores, de choques mínimos y despistes admitidos. Mañana deberán quitarse los trajes antiflama y caminar lo suficiente para alcanzar a completar un colectivo en el que quepamos todos y todas, un colectivo que no se detenga en paradas vacías y principalmente que sepa el recorrido que pueda ir acercándonos a un futuro mejor.

COMENTÁ