Cruz Roja

Voluntarios que monitorearán la elección y que tuvieron secuelas de la pandemia

Los voluntarios de la Cruz Roja, trabajan gratis, no fueron elegidos, sino que ellos eligieron asistir y ayudar.

Voluntarios de la Cruz Roja.
Voluntarios de la Cruz Roja.
COMPARTÍ ESTA NOTA

No brindarán asistencia puntual como sucedía en las elecciones anteriores, pero estarán disponibles para monitorear ante algún imprevisto en el sistema sanitario.

Son los voluntarios de la Cruz Roja que, en Río Gallegos, suman 60 personas durante todo el año, todos los años, ayudan de manera gratuita.

“Estaremos atentos ante cualquier situación que se presente, por cualquier necesidad que tenga el sistema sanitario. No participaremos de las elecciones, aunque años anteriores trabajábamos de manera conjunta con el INCUCAI, pero no realizaremos actividades a nivel físico, sino que estaremos monitoreando”, contó José Soto, a cargo de la Coordinación General de Cruz Roja, que trabaja junto a sus pares en las diversas áreas a nivel nacional.

La filial de la Cruz Roja comenzó en 1978, a los dos años, se sumó Soto. Tenía 14 años.

“Estaremos atentos a las directivas de Protección Civil, y de acuerdo a la necesidad que tengan, nos convocaran”, indicó el referente local de esta organización mundial que agrupa a activos y colaboradores, y que tuvo una participación importante durante el primer año de pandemia.

Al inicio del ASPO, el 20 de marzo de 2020, 15 voluntarios trabajaron activamente. Él esto no lo hizo por integrar grupos de riesgo.

“Dimos una mano en los centros de testeo, monitoreo de COVID en la calle, y controlando en lugares en donde podíamos llegar en la calle para evitar contagios, como rutas, el aeropuerto, con control de temperatura, signos y síntomas”, detalló.

En diciembre finalizaron su aporte en la parte operativa de los centros de testeos.

Los voluntarios también estuvieron en la frontera junto a Protección Civil, el municipio y el sistema de salud provincial.

“Junto a Abordaje Territorial coordinamos acciones porque somos auxiliares del poder público en el mundo, no pertenecemos al Estado, sino que somos entidad privada”, aclaró.

El grupo corrió riesgos en la pandemia con la exposición al virus. “En una pandemia siempre hay riesgos, y los voluntarios toman la decisión de tomarlos o no”, dijo Soto, está jubilado desde hace cinco años. Cuando estaba activo, trabajaba como Enfermero en el Hospital Regional.

El presidente de esta organización, Paulo Velázquez, se enfermó por COVID-19, estuvo conectado a un respirador en terapia intensiva y se recuperó.

Dos voluntarios fallecieron por COVID-19, pero no se contagiaron en rol operativo en la entidad.

“Fue una situación muy complicada, en la primera línea de trabajo, en zonas en las que había permanente contacto con personas que venían de otros lugares”, expuso.

La ayuda no finalizó con presencia de voluntarios. La Cruz Roja realizó campañas solidarias en sus redes nacionales, y con lo recaudado, se compró material descartable y hasta respiradores que se distribuyó al sistema sanitario.

“Somos 100 por ciento voluntarios y en todas las ocasiones que debimos intervenir, tuvimos estrés y más en una crisis que vivió el mundo”, añadió.

Todo tuvo sus consecuencias, emocionales en algunos casos, porque como toda persona, se vieron superados y estresados, Pero que fue “superado con el apoyo entre los voluntarios, y en los talleres de evaluación en los que analizamos el terreno y revisábamos las acciones con el COVID”.

Intervinieron en el conflicto por el Canal de Beagle, Volcán Hudson, Malvinas, pero la pandemia superó todo lo anterior. “Fue lo más fuerte de la historia porque costó muchas vidas. Ha sido triste, desgastante, pero lo hicimos con un convencimiento de que debíamos dar respuestas, y esto se hizo con un equipo de voluntarios muy comprometidos que han ofrecido sus vidas”, remarcó.

De existir un nuevo brote por coronavirus, con un aprendizaje obtenido para cuidarse y “cuidar al otro”, los voluntarios, cuyo mayor recurso es el humano, volverán a estar a disposición.

“Hay personas a las que les gusta estar en otras organizaciones, a otras les gusta ser periodistas, a mí me tocó estar en un lugar en el que personalmente quiero estar, porque toda mi vida la dediqué a la parte sanitaria”, resaltó.

COMENTÁ