Homicidio de Soledad Burgos

“Quedó probado que los tres acusados están involucrados”

Así lo manifestó Mabel, hermana de Soledad Burgos quien fue asesinada por tres integrantes de la familia Zúñiga. Además, comentó que, junto a su abogado, buscan cambiar la carátula de Homicidio a Femicidio, ya que su hermana fue atacada con saña y odio.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Mabel Burgos, dio una conferencia de prensa en Río Gallegos, para dar detalles del caso de homicidio de su hermana Soledad.

Mabel comentó que ya tienen acceso a la causa, debido a que tienen un representante legal que es de la localidad de El Calafate.

La mujer inició su relato diciendo que este fue un crimen de odio de género, por todos los golpes y cortes que sufrió su hermana y le dirigió unas palabras al Dr. Gabriel Giordano “no fueron siete cortes como él dijo y una puñalada que le causó la muerte”, explicó y continúo: “Tengo en mis manos el examen forense que dice que fueron 12 golpes en todo el cuerpo, tres que le causaron la muerte, dos en la espalda y el restante en el costado”. La mujer también comentó que el cuerpo de Soledad tuvo signos de estrangulamiento, “después de apuñalarla quisieron estrangularla, también tiene golpes contusos en cráneo, cuellos y miembros superiores”, especificó Mabel.

 

Más adelante señaló que los tres imputados Luis Zúñiga (padre) René y Verónica Zúñiga, se encuentran detenidos, dos de ellos en Río Gallegos y el restante en El Calafate.

Al ser consultada sobre si estaba acreditada la participación de los tres en el homicidio de Soledad, Mabel respondió: “Todo está aclarado, en el expediente está todo probado, participaron los tres”, y agregó: “Los tres tuvieron contacto con mi hermana ese día”. “No deja de ser un crimen de odio de género contra la mujer por la agresividad y ensañamiento”, sentenció y añadió: “Queremos que se cambie la carátula y sea un femicidio, porque es un crimen de odio, porque atacaron a una mujer indefensa”, concluyó.

El hecho

El martes 2 de agosto Soledad fue atacada, de acuerdo a lo que dijo el Juez de Instrucción de El Calafate, Carlos Narvarte de 12 puñaladas, las que fueron infringidas por tres miembros de la familia Zúñiga, que son representados por los abogados Sandro Levin y Gabriel Giordano. En su momento los defensores, dijeron que Verónica, hermana e hija de René y Luis, respectivamente, había confesado el crimen cuando fue llamada a brindar declaración testimonial.

A pesar de esta confesión, para Narvarte los tres tuvieron injerencias en el hecho, por lo que les dictó el procesamiento con prisión preventiva.

 

Posteriormente los defensores de los Zúñiga, apelaron esta decisión ante el Juez de Recurso y entre una extensa lista de cuestionamientos a la instrucción realizada por el juez Carlos Narvarte, indican que el magistrado sólo se basó en el testimonio de un hermano de la víctima, sin tener en cuenta los dichos de los imputados, que incluye una confesión, como que tampoco tuvo en cuenta una serie de elementos de prueba.

COMENTÁ