Chubut

Pasó a juicio un robo agravado y privación de la libertad

 Se realizó la audiencia preliminar por un violento hecho ocurrido el 20 de julio de 2020 en una vivienda de la calle Chacabuco al 1100. Los violentos sucesos fueron denunciados días después.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Según las víctimas esto se debió al temor y la conmoción sufridos. Los imputados sostienen que solo se trató de una riña por la compra y venta de canabis. Fiscalía pidió que el caso pase a juicio, las defensas solicitaron el sobreseimiento de los imputados. El juez entendió que únicamente podrá alcanzarse el grado de certeza necesario para resolver el caso con la producción de la prueba en juicio.

La fiscal María Bottini y la funcionaria Cecilia Bagnato, expusieron la acusación pública requiriendo la elevación a juicio de un hecho calificado como robo doblemente agravado por ser perpetrado con armas, en poblado y en banda en concurso real con privación ilegal de la libertad agravada. Los defensores particulares Daniel Sandoval, Juan Zapata y la defensora pública Valeria Ponce, ofrecieron prueba. Zapata y Ponce pidieron el sobreseimiento de sus defendidos, indicando que los hechos no sucedieron como fueron relatados por las víctimas y luego plasmados en la acusación fiscal. El planteo fue resistido por Bottini. El juez Ricardo Rolón rechazó los pedidos de sobreseimiento y dispuso la continuidad de la investigación a juicio.

 

El hecho

El 20 de julio de 2020 entre las 18 y las 20 hs., el dueño de una vivienda ubicada en Chacabuco al 1100 estaba cenando con sus amigos. Alguien golpeó la puerta de entrada, abrió y vio a uno de los imputados con un cuchillo y un revolver. Trató de cerrar la puerta, pero este ingresó y atrás de él, los otros dos con el rostro parcialmente cubierto por un cuello. Le gritaban “al piso, al piso”. El que estaba armado arrojó puñalada al dueño de casa y este logró frenarla con la mano izquierda, resultando con un corte en el tendón de un dedo. Luego pegó un culatazo en la cabeza y lo tiró al suelo. El mismo agresor le pegó a otro de los presentes con la culata del arma en la cabeza, tirándolo al piso. Ambos fueron atados con cables.

 

Los tres sujetos comenzaron a golpear al dueño de la casa al tiempo que le decían “donde está la plata” y lo amenazaban con cortarle un dedo. Que lo golpearon en la cabeza hasta dejarlo inconsciente y le quemaron un brazo con un calorama. En el lapso de unos veinte minutos los tres sujetos revisaron el domicilio apoderándose de: una cámara de fotos marca Canon modelo SX530 power Shot, un celular marca Motorola e6 plus, color negro IMEI 357238100766067, un celular Marca Samsung modelo J7 NEO, color negro azulado con un dibujo de un barril de cerveza que dice IPA, diez mil pesos ($10.000) en billetes de un mil, tres mil ochocientos pesos ($3800) discriminados en billetes de quinientos, una mochila color azul, un cuchillo tipo eskiltura color Marrón claro, y diez plantas de marihuana.

Luego de esto se dieron a la fuga con el botín, dejando a dos personas atadas y al tercero en estado de inconsciencia. Pasados unos minutos, dos de las víctimas lograron desatarse, uno de ellos perdía mucha sangre y se dirigió inmediatamente al hospital. Con ayuda de un tercero, llevaron a la víctima que seguía inconsciente al nosocomio local.

COMENTÁ