Río Gallegos

Preso de la Alcaidía es sometido a exámenes para confirmar si tiene tuberculosis

Está internado en el Hospital Regional y es sometido a estudios. Se adoptaron medidas sanitarias para evitar contagios. Hubo otros casos en la Unidad Penitenciaria Federal N°15.

El recluso está internado en el Hospital Regional. En la Alcaidía se adoptaron medidas sanitarias.
El recluso está internado en el Hospital Regional. En la Alcaidía se adoptaron medidas sanitarias.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Un preso que estaba alojado en la Alcaidía de Río Gallegos, ahora se encuentra aislado en el Hospital Regional, ya que se sospecha que está infectado de tuberculosis. Desde fines de la semana pasada, el interno identificado con el apellido Barrios, debió ser hospitalizado y prácticamente aislado ante los indicios de haber contraído tuberculosis. 

Se encuentra alojado en el primer piso en el sector de clínica, un efectivo del Servicio Penitenciario Provincial (SPP) lo custodia por turno, y prácticamente no se permite el ingreso a la habitación, que está reservado a personal médico con los cuidados del caso.

La comida que ingresa es revisada por los guardias, al igual que cualquier elemento que envían familiares. Los médicos solicitaron extremar las medidas de protección para evitar un posible contagio de la enfermedad bacteriana infecciosa, potencialmente grave, que afecta principalmente los pulmones.

Es sometido a exámenes y medicamentos a la espera de establecer si contrajo el padecimiento. Los resultados del informe se conocerán esta semana, indicaron fuentes sanitarias. Si fuera positivo, las autoridades médicas y del SPP deberán adoptar medidas para evitar otros casos dentro del recinto carcelario, ubicado en el centro de Río Gallegos.  

No obstante,  tras la internación del joven de 27 años oriundo de Puerto San Julián, se concretó una exhaustiva limpieza en los dos pabellones con los que cuenta la Alcaidía entre otras medidas adoptadas por el servicio médico del SPP como una vacunación.

Barrios hace un año que se encuentra alojado en la prisión, y cumple una condena por tentativa de homicidio. Podría estar aislado, si se confirma que contrajo la enfermedad hace al menos unos tres meses. 

Actualmente la Alcaidía cuenta con unos 29 internos, y se encuentra casi en su límite, porque tiene la capacidad para 30 personas. En la mayoría, hay alojados personas jóvenes con condena firme.

El año pasado, un preso que fue trasladado de la Unidad Penitenciaria Federal N°15 a la Alcaidía, se le detectó la enfermedad, y tuvo que ser asistido y luego trasladado a la Alcaidía de Pico Truncado.     

Casos en la U15

En diciembre de 2017, TiempoSur dio cuenta de la situación de uno de los internos de la Unidad Nº15 del Servicio Penitenciario Federal. Su situación era complicada por ser portador de HIV pero su estado de salud había desmejorado mucho hasta que se dispuso su traslado a Buenos Aires, en medio de fuertes rumores que generaron haber visto a los guardias quemar su colchón y sábanas.

Las autoridades confirmaron que tenía tuberculosis, y más tarde, desde el Ministerio de Salud y Ambiente, por primera vez se había hecho un estudio a toda la población carcelaria por esta enfermedad.

Las evaluaciones se hicieron en 59 de los 112 internos que había en ese momento, representando a un 52,6% del total y no se habían detectado casos positivos.

En mayo de 2018 se trasladó a otro interno, luego de que se confirmara el diagnóstico, razón por la cual lo llevaron en ambulancia hasta el Hospital Muñiz, en Buenos Aires.

Durante los días previos, el joven había estado en aislamiento, pero no en lo que se conocía como “buzones”, ya que el área fue demolida para crear dos celdas en las que se alojan a aquellos que están atravesando alguna enfermedad en su etapa de contagio o bien, porque tienen mala conducta.

Se cree que pudo haberse contagiado en el verano, cuando se dio el brote que afectó a otros dos internos, aunque la situación de ellos está controlada por las autoridades sanitarias, que les proveen de medicación en forma permanente.

 

COMENTÁ