Río Gallegos

El año comenzó con dos fuertes siniestros viales

Uno tuvo lugar en la Autovía, donde una camioneta despistó y chocó contra el guardarrail. Dos jóvenes lesionados. Más tarde, un conductor ebrio, sin carnet y seguro colisionó el auto de una mujer que sufrió un ataque de pánico.

El Volkswagen Saveiro quedó secuestrado en la Comisaría Segunda. Fuerte choque en Costa Rica y Bella Vista. (J.C.C.)
El Volkswagen Saveiro quedó secuestrado en la Comisaría Segunda. Fuerte choque en Costa Rica y Bella Vista. (J.C.C.)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Dos fuertes siniestros vial se registraron en la primera jornada de este nuevo año en Río Gallegos. El primero sucedió en la Autovía 17 de Octubre en inmediaciones de la terminal de ómnibus, cuando el conductor de un Volkswagen Saveiro que se dirigía en dirección a la avenida Gendarmería Nacional, perdió el control del rodado y golpeó contra el guardarrail de hormigón.

La policía fue alertada del accidente alrededor de las 05:30 y dos jóvenes debieron ser auxiliados.  Un joven de 23 años guiaba el rodado y sufrió lesiones leves.  Mientras que su acompañante, una chica de 19 años, se llevó la peor parte, y golpeó su cabeza contra el parabrisas. Le diagnosticaron lesiones de carácter graves, y fue internado en la clínica Medisur. 

Las autoridades del Juzgado de Instrucción N°1 ordenaron que se le extraiga sangre al conductor, para establecer si se encontraba bajo los efectos de bebidas alcohólicas o de sustancias prohibidas. También que se secuestre la camioneta y que quede en custodia de la Comisaría Segunda.

 Borracho, sin licencia y seguro

Por la tarde, en el barrio APAP, dos automóviles colisionaron en las calles Costa Rica y Bella Vista. Un Fiat Siena fue golpeado violentamente por un Volkswagen Bora, este último era guiado por un joven que el test de alcoholemia fue positivo.

Tal fue el impacto, que la conductora de 47 años del Fiat Siena sufrió un ataque de pánico, y a pesar que fue asistida por los transeúntes y personal policial, debió ser trasladada al Hospital Regional para una mejor atención.

Personal del destacamento de bomberos de la Unidad IXX tuvo que acercarse al lugar, para realizar el barrido de combustible que se derramó del Volkswagen Bora. Este vehículo era guiado por un muchacho de 28 años, quien no poseía carnet de conducir ni póliza de seguro. Además fuentes policiales confirmaron que el test de alcoholemia arrojó como resultado 1,19 g/l en sangre. Ante todas infracciones, agentes de la División Patrulla Urbana procedió junto a sus pares de la Comisaría Tercera al secuestro del automóvil. 

COMENTÁ