Si hay segunda ola

Un médico recomienda no volver a Fase 1 en Santa Cruz

El profesional de la salud, con experiencia en tratamiento a enfermos por COVID-19, explicó además por qué bajaron los contagios. Advirtió que habrá una suba por relajamiento y la pérdida de la inmunidad natural adquirida por los infectados.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El médico clínico y especialista en Medicina Interna, Dr. Alejandro Avakian, no recomendó el retorno a Fase 1 si llegara a existir un nuevo brote por la segunda ola.

El "subregistro" de casos, las nuevas cepas y la importancia de vacunarse con la vacuna que sea.

TS: Los casos han aumentado un poco en Santa Cruz, pero lo básico es cumplir con las medidas sanitarias que ya conocemos

Dr. Avakian: El problema es que habiendo transcurrido un año de esta historia existe la percepción de la mayoría de la población que la cosa ya pasó, y que las medidas no tienen ningún sentido. El uso de barbijos se ha relajado mucho y el compartir mates, bebidas y vasos parece ser que ha regresado. Es pérdida de las costumbres y medidas apropiadas puede conllevar a un incremento de casos. Pero también se contrapone un fenómeno: los meses finales del año pasado hubo una enorme cantidad de contagios.

 

-En enero hubo más de 8.400 casos de Coronavirus en Santa Cruz, una cifra más alta que octubre, noviembre y diciembre.

En cuanto a las estadísticas oficiales considero que hay un subregistro de los casos, es decir que esos datos están muy por debajo de la realidad. Esto uno lo palpa en los casos, porque el registro diario son los PCR positivos, pero detrás de ese positivo hay un grupo familiar y en general no es testeado, pero si se recomienda considerarse positivo y muchos de esos síntomas evolucionan, pero no aparecen en las estadísticas. A eso se le debe sumar gente que no consulta al médico, la que tiene síntomas leves y prefiere no consultar, y es porque en algunos casos dicen que tiene miedo. También están los asintomáticos que tampoco aparecen en las estadísticas y si sumas a todos, encontrás que hay un número mayor de positivos que los que refleja la estadística.

Es la explicación de por qué el número de casos fue bajando paulatinamente a pesar del relajamiento de las medidas. Ahora los casos repuntaron algo pero durante un tiempo el contagio fue tan importante que un grupo grande se contagió, entonces

 ya el virus circulaba menos porque mucha gente había tenido ese proceso. Eso hizo que los números declinaran paulatinamente.

La inmunidad natural que se adquiere por la infección no es duradera. Los que se contagiaron hace cuatro meses aparecen   de nuevo con posibilidades de volver a contagiar. Aparentemente la inmunidad de la vacuna es de mayor duración y así es el virus más selectivo con los anticuerpos neutralizados porque la inmunidad natural no siempre se produce.

Y si hay un relajamiento de las medidas. Hoy (por ayer) mismo el día estuvo lindo y la gente sale, se ha juntado y se ha aglomerado.

Todo eso va a incrementar el número y eso es la segunda ola. Es decir, incremento de casos por relajamiento y porque la inmunidad natural va en declive.

 

-Pero esto que Usted describe es sin contar la existencia de nuevos casos de las nuevas cepas, que son más contagiosas.

Exactamente. No se han descubierto acá casos todavía, solo en el norte del país, o Córdoba, pero eso cambiaría la ecuación de riesgo, porque si es la cepa de Manaos,  tiene una alta tasa de contagiosidad y la cepa de Sudáfrica, además de ser más contagiosa, puede ser más agresiva y eludir de alguna forma la inmunidad vinculada con la vacuna. Las mutaciones del virus van cambiando y se ha visto que la de Sudáfrica, puede eludir la inmunidad de algunas vacunas. Esto es así porque hay diferentes vacunas de distinto tipo, de distinto diseño y eficacia. No estamos ahora en condiciones de elegir una vacuna, porque la que llegue y se ofrezca, hay que usar. Ya en años venideros habrá opciones pero hoy por hoy, la que llegue, hay que vacunarse porque el mundo está peleando por las vacunas.

 

-¿Recomendaría el retorno a Fase 1? Se habla de que esto sea durante dos o tres semanas, nada más.

No, no estoy a favor esa restricción total  y absoluta de la circulación. Hemos aprendido muchas cosas y cuando el peligro se aleja, uno se empieza a asomar. No me parece razonable, al menos desde mi perspectiva volver a Fase 1, que es algo que modifica la vida de toda la economía, las condiciones personales, el ánimo. Es un golpe muy duro.

 

-¿Cómo evitaría entonces la aglomeración de personas?

El mensaje debe ser la concientización, mayores controles en la calle ya que han desaparecido. La presencia de controles es un mecanismo necesario porque cuando nadie te controla, uno hace lo que quiere.

 

COMENTÁ