Caleta Olivia

Un hombre fue a comprar cerveza y terminó con una herida de arma blanca

El hecho ocurrió en la inmediación de la calle Santa María al 500. En el lugar trabajó personal de la Comisaría Cuarta y Criminalística. Asimismo, están llevando a cabo una investigación para dar con el paradero del autor.

Comercio y móvil policial
COMPARTÍ ESTA NOTA

Durante el transcurso de la noche del pasado viernes alrededor de las 23:00 horas, se produjo un hecho de violencia en la Localidad de Caleta Olivia, Provincia de Santa Cruz.

El mismo se protagonizó en un local comercial ubicado en la inmediación de la calle Santa María al 500.

En el lugar fue solicitada la presencia del personal policial de la División Comisaría Cuarta.

Cabe aclarar que el aviso a las autoridades fue realizado por el personal de la División del Comando Radioeléctrico quienes expresaron que un hombre de mayor edad se encontraba con una lesión de arma blanca.

Al arribar al sitio anteriormente mencionado, los efectivos de policía, constataron la veracidad de los hechos.

Según información que pudo recabar TiempoSur por medio de las autoridades, manifestaron que dialogaron con el sujeto para saber qué fue lo que había ocurrido.

Asimismo, se pudo saber que este sujeto se encontraba reunido con varios amigos ingiriendo bebidas alcohólicas.

No obstante, el hombre al dirigirse hasta el local comercial a comprar cerveza, regresó a su domicilio con una herida de arma blanca en el abdomen.

Ante esto, los oficiales de policía, solicitaron la presencia de un móvil sanitario.

Una vez arribados a las inmediaciones anteriormente mencionadas, los profesionales médicos, procedieron a revisar al individuo y determinaron su inminente traslado hasta el Hospital Zonal “Pedro Tardivo”.

En la guardia fue sometido a varios estudios y por lo que se pudo saber el mismo tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

Seguidamente a esto se pudo constatar que el hombre se encuentra internado y en terapia intensiva.  

Mientras tanto en el lugar del percance las autoridades solicitaron la presencia del personal de la División Criminalística para llevar a cabo las diligencias de rigor correspondientes.

Dicho procedimiento consistió en la inspección ocular y en la secuencia fotográfica.

Finalizado el procedimiento policial se pudo saber que el autor del hecho reside en el mismo barrio y a raíz de esto comenzaron una investigación para dar con el paradero.

Por último, gracias a la información brindada a este medio, también se dio intervención a la Dirección de Comercio Municipal ya que el comercio mencionado estaba abierto fuera del horario autorizado.