Se tirotearon con la Federal

Tres detenidos por el robo a mano armada a un abuelo de 83 años

En la mañana de ayer, el personal de la Comisaría Primera y de la División de Investigaciones culminaron la investigación por el robo a mano armada que sufrió un abuelo cuando ingresaba a su casa de calle Tucumán al 900, hecho ocurrido a fines de enero. Los sujetos posteriormente fijaron domicilio.

Allanamientos por asalto.
Allanamientos por asalto.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El personal de la Comisaría Primera y de la División de Investigaciones se encontraban investigando un robo a mano armada cometido el sábado 25 de enero. Ese día, dos sujetos armados esperaron que un hombre de 83 llegara a su casa de calle Tucumán al 900. Cuando el abuelo lo hizo, los sujetos descendieron de un rodado Volkswagen Golf de color rojo y, tras amedrentarlo, lo hicieron ingresar y le sustrajeron $10.000, para luego retirarse del lugar en el vehículo.

A partir de ese momento, el personal inició las investigaciones y al día siguiente lograron encontrar el rodado, el cual fue secuestrado y se aprehendió al conductor, quien negó los cargos, pero de igual manera fijó domicilio, quedando sujeto a la causa.

Siguiendo con las investigaciones y por los datos aportados por la Superintendencia de la Policía Judicial y de Investigaciones, los uniformados pudieron individualizar a los sospechosos y, tras recabar todos los datos necesarios, solicitaron tres órdenes de allanamiento, una para una vivienda de calle Puerto Santa Cruz, casi esquina Paradelo, otra ubicada en Suipacha y Laprida y el restante en calle Juan Manuel de Rosas al 600.

Los uniformados para realizar los allanamientos solicitaron la colaboración del personal de la División Fuerzas Especiales y de la División Canes.

Allanamientos y detenciones

Es así que pasados unos minutos de las 08:00 de ayer, los uniformados se presentaron en los domicilios y comenzaron con la búsqueda de elementos de interés para la causa.

TiempoSur pudo conocer que los policías secuestraron teléfonos celulares y elementos informáticos, entre otros. Cabe señalar que de cada vivienda se trasladó a la dependencia a los moradores y sospechosos de cometer el ilícito.

Ya en la dependencia fueron identificados y se conoció que dos de ellos serían conocidos por la policía, en especial porque se habría tiroteado con efectivos de la Policía Federal Argentina, en el mes de abril de 2019, cuando intentaron identificarlos.

Por disposición de la Justicia, los tres sujetos fijaron domicilio, quedando sujetos a la causa que se investiga.  

El tiroteo

Un efectivo de la Policía Federal Argentina (PFA), dos detenidos y un sujeto prófugo fue el saldo de una feroz balacera en Río Gallegos, ocurrida el 8 de abril de 2019.

Agentes de la Brigada de Investigaciones de la PFA seguían un automóvil por calle Darwin, entre Urquiza y Mariano Moreno, cuando uno de los individuos descendió de un Fiat Palio y se enfrentó con los uniformados. Fue antes de las 17:00 que los vecinos de Darwin al 300 fueron sorprendidos por la balacera, donde se estima que hubo cerca de una docena de disparos, cuyos impactos quedaron en viviendas, en un automóvil Renault Clio que estaba estacionado al frente de un domicilio y en el propio capot del Fiat Palio que tenía cuatro impactos y la ventanilla del lado del acompañante del conductor destruida.

Según testigos, un sujeto descendió del vehículo, en el que viajaba junto a otros dos jóvenes, y a pesar que los efectivos de la PFA -que se encontraban de civil- le dieron la voz de alto, el individuo disparó contra los policías, que también abrieron fuego.

Uno de los agentes, que se parapetó al costado del Renault Clio, resultó baleado. Fue en ese momento que el pistolero aprovechó para escapar corriendo en dirección a calle Urquiza. Los ocupantes del rodado, un joven de apellido Martínez de 32 años, y una chica de apellido Córdoba, de 22 años, fueron reducidos y esposados quedando al lado del rodado. 

El policía herido fue trasladado de urgencia al Hospital Regional. Se trata del Cabo Primero Daniel Edgardo Formoso. La lesión no fue de gravedad y, tras ser asistido, horas después se informó que le dieron el alta, indicaron las fuentes sanitarias. 

Un efectivo de la PFA que se enfrentó con el delincuente aseguró a TiempoSur que los sorprendió que el individuo decidiera enfrentarse con ellos. "Nosotros solo íbamos a detenerlos para identificarlos, ya que sospechamos que podían trasladar estupefacientes, y nos respondieron a los tiros", afirmó algo atónito por lo sucedido y a su vez preocupado por la salud de su compañero. Sobre el pistolero, reconoció que "no lo conocemos", pero lo vamos a detener tarde o temprano.

Los detenidos fueron trasladados a la delegación de la PFA y quedaron a disposición de la Justicia Provincial.

COMENTÁ