Durante el macrismo

Los trabajadores de una secretaría vaciada que esperan ser reincorporados

Se trata de los técnicos de la SAF -Secretaría de Agricultura Familiar-. En el país fueron 600 empleados los despedidos el año pasado durante el macrismo, cinco eran de Santa Cruz y solo quedaron dos.  

Los trabajadores en reclamo en la ruta.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La economía que viene, tendrá en cuenta al “cooperativismo y la agricultura familiar”, dijo el presidente Alberto Fernández en su discurso de asunción.

Sus dichos generaron una expectativa muy grande para los trabajadores de la SAF -Secretaría de Agricultura Familiar- que depende del Ministerio de Agricultura de la Nación.

El año pasado hubo cerca de 600 despidos en este sector, lo que provocó el reclamo afuera del Ministerio por parte de ATE  que montó un reclamo y acampe.

 

En Santa Cruz, de los siete trabajadores -encargados de promover la agricultura familiar por medio de pequeños productores- quedaron solo dos, uno en Caleta Olivia y otro en Río Gallegos.

“No esperamos que se solucione de un momento a otro”, dijo Silvia Crettón, ex técnica de la SAF y ex delegada del sector.

Sin embargo señaló que el Gobierno “conoce esta situación y por eso estamos esperanzados en que la solución llegará, aunque no será de un momento a otro”, añadió a TiempoSur.

“Este gobierno quiere trabajar en la economía familiar”, sostuvo.

Los dos empleados actuales de la SAF “no dieron abasto con todo”, explicó. Sucede que éstos deben asistir a los pequeños productores en el lugar que se encuentren y en Santa Cruz, esto representa un gran problema por las enormes distancias que existen entre localidades.

“El vaciamiento, el recorte, fue importante y por eso no pudieron trabajar  con otras localidades más que con esas (Caleta Olivia y Río Gallegos). Todo el trabajo que se hizo se perdió”, advirtió.

 

Los técnicos relevaron la cantidad de productores familiares y lo adjuntaban al Registro Nacional.

“Esto significaba visibilizar la producción en la provincia, ya que no existía ningún registro en Santa Cruz. Fuimos a cada productor, los registramos porque íbamos al lugar pero ya con el personal anterior no dábamos abasto”, indicó.

Cada trabajo de la SAF implicó abrir las puertas para que los pequeños productores pudieran vender sus productos, los que iban desde cerveza artesanal, hasta huertas familiares.

“Estábamos para decirles qué podían hacer y ayudarlos en lo que pudiéramos y qué necesitaban para mejorar y que crezca su producción”, recordó.

 

Si se rearma la SAF, deberá existir un Coordinador que deberá designarlo el Ministerio de Agricultura.

“Queda pendiente la importancia de contar con un coordinador para que se fortalezca la SAF en la provincia y que pelee por políticas públicas que apunten a los productores familiares y así se trabaje en el terreno”, remarcó.

“Hasta ahora no sé si la gente conoce el trabajo que existe en Agricultura Familiar, porque hubo un gran abandono”, advirtió.


COMENTARIOS