A pesar de una ley y una modificación

Sin paridad de género en la política de Santa Cruz

En el PJ no se modificó la Carta Orgánica, aunque la congresal nacional del justicialismo Marisa Oliva, estima que se aplicará lo resuelto en el partido a nivel nacional el año que viene, cuando se renueven autoridades. Señaló que la Ley de Parida de Género -que no garantizó mayor  presencia de mujeres- fue “un avance” y que fue aprobada en la legislatura porque sino “se caía el proyecto por segunda vez”.

Legislatura de Santa Cruz (foto archivo).
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Congreso Provincial del PJ en Santa Cruz realizado el 1º de junio no contó con el quórum suficiente de congresales para modificar la Carta Orgánica y adecuarla al partido a nivel nacional y permitir mayor participación de las mujeres en el justicialismo.

El encuentro se realizó nueve meses después de que la Cámara de Diputados aprobó la Ley de Paridad, que en Artículo 9 establece “las listas de candidatos/as que se presenten para elecciones municipales y provinciales en el orden legislativo deberán integrarse ubicando de manera intercalada a mujeres y hombres desde primer candidato/a titular hasta el último candidato/a suplente asegurando la paridad de género”.

La norma -que no contempló la Ley de Lemas y la diputación por el Pueblo, liderada por varones porque los 14 legisladores electos son hombres- se estrenó este año y el resultado no fue bueno: Solo hay cinco mujeres diputadas, de las cuales dos (por el Pueblo) -Karina Nieto y Laura Toro- asumen en lugar de Intendentes electos, como son Darío Menna y Fernando Cotillo.

La crítica incluso fue deslizada por la propia diputada electa Rocío García en redes sociales.

A esto se añadió la asunción de Matías Mazú en la banca del electo diputado provincial Pablo Grasso, que también fue elegido Intendente de Río Gallegos. La ley no permitió que ese lugar lo ocupara la quinta diputada en la lista como fue María Esther Labado, es que “en caso de producirse una (1) vacante en la lista ésta deberá ser cubierta por otro candidato/a del mismo género” marca la norma.

Carta

“Fue incorporado en la Carta Orgánica a nivel nacional, por lo que entiendo que ninguna jurisdicción dentro del PJ en la Argentina, podrá realizar lo contrario”, indicó Marisa Olivia, congresal nacional del PJ de Santa Cruz.

Al consultarle la tardanza en modificarse la Carta Orgánica del PJ provincial, destacó que “los mecanismos están vigentes”, aunque resta que en el próximo Congreso que se efectué exista quórum.

Sin embargo, opinó que “a esta altura, debe ser antes de las elecciones del año entrante para renovar lasautoridades y deberá aplicarse lo que está en la Carta a nivel nacional. Lo entiendo así y seguramente las mujeres vamos a estar reclamando que así sea”.

TS: Por ley Matías Mazú asumió la banca y no María Esther Labado. Debería gestarse una nueva Ley.

MO: Sí, así lo planteamos en el momento que se aprobó la Ley de Paridad el año pasado. Planteamos que debía avanzarse más, en reuniones previas incluso. Pero también apoyamos que se aprobara esa  letra porque si no se caía el proyecto por segunda vez porque hacía cuatro años que ya estaba en la Cámara. Se había caído en una oportunidad cuando lo presentó Selsa Hernández y otra era ésta que si no se aprobaba en esa fecha se volvía a caer. Así que acordamos aprobar esa letra básica de instalar el tema, de estar. Es una Ley de Paridad que implica la igualdad como lo marca la Constitución Nacional. Pero dejamos planteos que hay que seguir avanzando propiciando desde las normas la participación del género en los cuerpos  colegiados. Tal es así que el Diputado Bezi había presentado una propuesta para los cargos de diputados por el Pueblo, pero bueno… No fue votada. Nosotras habíamos hechos otras propuestas pero serán parte de otra etapa en el avance de la paridad de género.

-¿Espera que los nuevos diputados cambien la ley?

Sí, seguramente. El tema de la paridad ya es un tema instalado, de agenda. No creo que ningún diputado o diputada o algún candidato que se desarrolle en el campo de lo político, soslaye o deje este tema como menos importante. Creo que ya lo es. Asociados a este tema hay muchos otros que tienen que ver con el género, que esperamos formar ámbitos de discusión.

 

-Puede existir una ley mejorada, pero si no existe participación de las mujeres  difícil será cumplir con esa ley. ¿Cree que falta mayor participación de la mujer en política?

Muchas compañeras, porque he recorrido la provincia, participan de la política, pero  a nivel provincial están invisibilidadas. Se conocen en la localidad y –por ejemplo- cuando se arman listas, preguntan a los referentes políticos a ver qué mujer pueden poner porque debe cumplir con el porcentaje. Entonces son esos referentes políticos, generalmente varones, los que opinan acerca de quién puede estar. Entonces, las mujeres lo que decimos desde el ámbito de la política es que queremos estar en la mesa de decisión y eso va a ser el cambio cualitativo porque hay que animarse, hay que exigir participar, quizás de otro modo, cambiando la lógica  porque las reuniones a las 10 u 11 de la noche a las mujeres nos es muy difícil, y muchos casos la cuestión cultural hace que la mujer primero cumpla con su rol de ama de casa y después si le queda tiempo, pueda participar en política. Esas son las cuestiones culturales que pretendemos ir cambiando.

Paridad en la Legislatura

La Cámara de Diputados tendrá paridad de género entre sus autoridades a partir de su próxima conformación, es decir, a partir del viernes. Esto se debe a que el jueves pasado, en la que fue la última sesión de este ciclo de cuatro años, se aprobó una iniciativa de la diputada Gabriela Mestelán que modifica un artículo del Reglamento de la Legislatura.

“Solicitamos esta modificación para que la paridad de género se respete en la conformación de autoridades de la Cámara, que a lo largo de todos estos años ha tenido solamente a dos mujeres”, señaló la legisladora de Encuentro Ciudadano en un comunicado, quien culmina su mandato esta semana.

A partir de la modificación, el artículo 41 del Reglamento establece que “la Cámara designará a simple pluralidad de sufragios un secretario o una secretaria, y un prosecretario o una prosecretaria por fuera de su seno, respetando la paridad de género, los que no podrán ser removidos sino por la mayoría absoluta de los diputados y las diputadas presentes”.

Cabe observar que el secretario o secretaria, y el prosecretario o prosecretaria, son quienes –entre otras funciones– acompañan al vicegobernador/a durante el desarrollo de las sesiones en el recinto. Pues a partir de ahora, uno de esos dos cargos deberá ser ocupado por una mujer.