Denuncia

Apuñaló a su expareja mientras la golpeaba salvajemente

Sucedió en horas de la madrugada del martes, cuando la mujer fue sorprendida en su casa por el sujeto. Mientras la pateaba ella tomó un cuchillo y lo hirió, hasta que pudo escapar y pedir auxilio. El sujeto fue llevado al nosocomio de la ciudad de Piedra Buena.

El sujeto quedó internado por algunas horas en el nosocomio de Piedra Buena.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Todo comenzó cerca de las 02:30 del martes, cuando el personal de la Comisaría de Puerto Santa Cruz fue solicitado en una casa de calle Corrientes al 100.

El personal policial se dirigió rápidamente al lugar, donde dialogaron con la mujer, quien les dijo que cerca de las 02:00, cuando regresaba a su casa, encontró en el interior de la misma a su ex pareja, quien rompió el vidrio de una ventana para poder ingresar. La mujer dijo que sin mediar palabras el sujeto comenzó a agredirla mediante golpes de puño y patadas, todo mientras la amenazaba de muerte.

En esos momentos, la mujer habría tomado un cuchillo y se defendió como pudo hasta que logró huir y pedir auxilio a un amigo.

Posteriormente, ambos se dirigieron a la casa y no encontraron a la expareja de la mujer, pero sí encontraron manchas rojizas en el suelo, desconociendo la procedencia.

Momentos más tarde, el personal de la Comisaría recibió otro llamado, donde les informaban que eran solicitados en una casa cercana a la de la mujer, debido a que había un hombre pidiendo auxilio.

Los uniformados caminaron unos metros, y al llegar a la casa, encontraron al sujeto tirado en el suelo, sangrando por lo que se solicitó una ambulancia.

Varias puñaladas   

Cuando llegó la ambulancia, el médico constató que el sujeto tenía un corte en el pecho, por lo que fue trasladado al nosocomio de la ciudad de Comandante Luis Piedra Buena, donde se constató que el sujeto tenía además del corte ya mencionado, otro en el antebrazo derecho, como así también en el muslo derecho y en la cara externa del muslo izquierdo, quedando internado por algunas horas en el nosocomio.

Mientras tanto en la casa de la víctima, los uniformados realizaron una inspección ocular, tomando muestras de manchas rojizas y se procedió al secuestro del cuchillo que la mujer usó para defenderse.

La damnificada realizó la correspondiente denuncia y al ser examinada por el médico de guardia se conoció que sufrió lesiones de carácter leve, por las que instó penalmente, exigiendo una medida cautelar de prohibición de acercamiento, ya que siente temor por las amenazas vertidas.