Este año desde la virtualidad

A 75 años del 17 de octubre de 1945

"Esta verdadera fiesta de la democracia, representada por un pueblo que marcha, ahora también, para pedir a sus funcionarios que cumplan con su deber para llegar al derecho del verdadero pueblo", dijo Perón en el balcón al pueblo el 17 de octubre.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Como Día de la Lealtad se conoce en la Argentina a la conmemoración anual del 17 de octubre de 1945, día en que se produjo en Buenos Aires una gran movilización obrera y sindical que exigía la liberación del entonces coronel Juan Domingo Perón.

Desde la Secretaría de Trabajo y Previsión, creada a su pedido, Perón había promovido los derechos de los trabajadores. Una gran cantidad de manifestantes —en su mayor parte provenientes del sur del Gran Buenos Aires— ocupó el centro de la ciudad, especialmente la Plaza de Mayo, logrando la libertad del prisionero. Al año siguiente, Perón sería elegido Presidente de la Nación.

Según el historiador José Luis Romero el movimiento fue organizado por los sectores ya considerados peronistas, quienes con apoyo militar y policial organizaron el movimiento popular para conseguir el retorno de Perón.?

Ese día es considerado como el del nacimiento del peronismo y uno de sus máximos símbolos, así como uno de los momentos más importantes de la historia del movimiento obrero argentino. Más allá del nombre dado por el Partido Justicialista, también es llamado Día de la Lealtad Peronista.

La jornada del 17 de octubre, tuvo como protagonista exclusivo al pueblo, y creó así definitiva conciencia de la fuerza transformadora de las mayorías populares en un proceso que había comenzado a gestarse veintinueve meses antes. Fue ese día justamente donde los trabajadores y los humildes de la patria mostraron su amor y lealtad al hombre que mejor los supo interpretar: Juan Domingo Perón.

Perón había sido detenido el 13 de octubre y llevado a la isla de Martín García pero, ante el clima creciente de sublevación popular y por consejo de los médicos que se trasladaron a la isla, finalmente, fue traído a Buenos Aires e internado en el Hospital Militar.

En la madrugada del día 17 comenzó una movilización de los trabajadores de La Boca, Barracas, Parque Patricios y de los barrios populares del oeste de Capital Federal, así como de las zonas industriales de sus alrededores.

Fue pasadas las 23.30 del miércoles 17 de octubre de 1945 cuando Perón, vestido de civil, le habla desde el balcón de la Casa Rosada a la multitud que, reunida en la Plaza de Mayo y sus alrededores, reclamaba su presencia desde hacía horas. Algunas fuentes hablan de medio millón de personas, otras de alrededor de 300.000, pero las imágenes grabadas no dejan dudas: la plaza estuvo colmada.

Perón agradeció la presencia, recordó su labor en el gobierno, informó sobre su pedido de retiro, prometió continuar defendiendo los intereses de los trabajadores y, finalmente, pidió a los concurrentes que se desconcentraran en paz.   


COMENTARIOS