El miércoles la sentencia

Fiscal bajó la calificación y pidió una pena de 18 años para Marshall y Saldivia

Esto resultó cuando el fiscal, Dr. Iván Saldivia, dio sus alegatos, durante los cuales aseguró que no están dadas las condiciones para que sea un homicidio criminis y causa, por lo que la bajó a homicidio en ocasión de robo. Por su parte las defensas de los imputados solicitaron las penas mínimas para el delito de robo, que es tres años de prisión. 

Los imputados conocerán su suerte el próximo miércoles.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer, pasadas las 10:00, se dio inicio a la segunda audiencia pública por el homicidio de Juan Carlos Bautista, la que tiene sentados en el banquillo de los acusados a Christian Marshall y a Miguel Saldivia Silvera.

El Tribunal Oral escuchó a un testigo y luego hicieron pasar al médico forense, Dr. Echandi, quien realizó el examen forense al cuerpo de Bautista.

La exposición del médico fue con diapositivas explicando cada uno de los pasos que se realizaron durante la autopsia y explicando las lesiones en el cuerpo.

Según explicó el médico, el cuerpo de Bautista presentaba múltiples lesiones que hacen pensar que hay más de un agresor en el hecho.

(El Dr. Echandi tras explicar la autopsia respondió preguntas de las partes).

Posteriormente procedió a responder preguntas que realizaron las partes de la causa.

Una vez que el forense finalizó con su testimonio, el Tribunal pasó a un cuarto intermedio de 30 minutos para que las partes pudieran armar sus alegatos y exponerlos.

El primero en brindarlos fue el Dr. Iván Saldivia, quien destacó que no estaban dadas las condiciones y el tipo penal que exige el criminis y causa, deliñados en el artículo 80 inciso 7 y si hubo un homicidio en ocasión de robo, por lo que decidió cambiar la carátula, teniendo en cuenta la falta de antecedentes y cómo se dieron los hechos, consideró que la pena justa es de 18 años de prisión para ambos imputados, es decir tanto para Marshall como Saldivia.

Defensa de Marshall

El segundo en brindar sus alegatos fue el Dr. Carlos Muriete, representante legal de Christian Marshall, quien dijo que en principio el Fiscal descartó una de las acusaciones que no era un homicidio agravado y cambió la calificación y queda un homicidio en ocasión de robo, es decir que baja la calificación y pide una pena determinada por ese tipo de delito, un robo que luego se da la muerte.

Por otro lado comentó que se debe bajar aún más, a robo o en grado de tentativa. “Toda vez que los vecinos dijeron que hubo dos agresiones a Bautista, lo que podemos decir es que entre las 04:00 y las 05:00, que definen los vecinos bastante bien estuvo Marshall, mientras que en la segunda agresión, entre las 05:00 y las 06:00 no estuvo, por lo tanto nosotros decimos que la segunda, que fue la de la muerte, ellos no participaron y no hay ninguna prueba directa que los vincule a ese hecho a Marshall y Saldivia, es por eso que decimos que fue un robo o una tentativa si es que se comprueba que ellos se llevaron el auto, pero no más allá de eso, tampoco la muerte se les puede atribuir”, aseguró y pidió la pena mínima para el delito de robo simple, la cual consta de tres años de prisión.

Por su parte, el Dr. Santiago Lozada, defensor de Saldivia, brindó sus alegatos y solicitó la misma pena para su pupilo, agregando que Saldivia no golpeó a Bautista y que la muerte sucedió en ocasión de robo simple.  

Los imputados reconocieron que fueron a robar

Cabe señalar que durante la primera audiencia del juicio, Marshall aseguró que testificaría, pero en realidad entregó una nota escrita al Tribunal, la cual fue leída por la Secretaria. En la misiva Marshall reconoció haber ido a la casa de Bautista junto a Saldivia a robar el dinero del préstamo que la víctima tenía en su poder. Además reconoció que ambos lo golpearon y luego se fueron del lugar, donde Bautista estaba vivo.

Por su parte Saldivia se negó a declarar, por lo que se leyó la declaración que dio durante la instrucción, en la cual, él también reconoció que fue con Marshall a la casa de Bautista con el fin de robar el dinero, pero que no lograron encontrarlo. Además comentó que su consorte fue quien le pegó, mientras él buscaba el dinero en la habitación. En otra parte de la testimonial, contó que al salir de la habitación, le dijo a Marshall que se fuera, pero éste le dio la llave del auto, y quedó dentro del rodado a la espera que saliera y luego se fueron.

El próximo miércoles 11 de este mes, el Tribunal Oral de la Cámara en lo Criminal de la Primera Circunscripción de Río Gallegos, se reunirá nuevamente para dictar sentencia y conocer la suerte judicial de los dos imputados.

 


COMENTARIOS