Viral

Un grupo de abuelas ayuda a rastrear una población de serpientes marinas venenosas

Las mujeres acompañan a los investigadores que documentan las poblaciones de víboras que viven en las aguas que rodean la ciudad francesa de Numea.

Se trata de 7 mujeres de entre 60 y 70 años. Foto: Gentileza RT en Español.
Se trata de 7 mujeres de entre 60 y 70 años. Foto: Gentileza RT en Español.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Un grupo de mujeres de entre 60 y 70 años que viven en Numea, Francia, forman parte de un voluntariado y ayudan a investigadores que documentan las poblaciones de serpientes marinas que viven en las aguas que rodean esa ciudad desde hace más de 15 años.

Claire Goiran, experto de la Universidad de Nueva Caledonia, y Rick Shine, de la Universidad Macquarie australiana, centraron su investigación en la inofensiva serpiente marina con cabeza de tortuga ('Emydocephalus annulatus'), pero durante los primeros ocho años también vislumbraron en seis ocasiones a la serpiente marina venenosa 'Hydrophis major'.

Con la colaboración de las mujeres, casi todos los días salen a buscar y fotografiar ejemplares bajo el agua, los cuales se identifican con facilidad por unas marcas distintivas. La ayuda de estas abuelas es de suma importancia dado que los especialistas habían subestimado "masivamente la abundancia de serpientes de mar más grandes", según consignó el sitio de noticias RT En Español

Gracias a estas mujeres, se encontraron "una gran cantidad de serpientes marinas letalmente tóxicas en una pequeña bahía que está ocupada todos los días por hordas de residentes locales y pasajeros de cruceros", pero el hecho de que no se hayan registrado picaduras de 'Hydrophis major' da testimonio de su "disposición benévola".

Goiran contó que está muy agradecido con las llamadas "abuelas fantásticas" que participan en este "proyecto de ciencia ciudadana" por su "increíble energía" y su "íntima familiaridad", que han transformado la comprensión de la abundancia y la ecología de las serpientes marinas en este sistema que tenían ambos expertos.

COMENTÁ