Suciedad

Tras una fiesta en un jacuzzi tuvieron que amputarle una pierna

Descubrieron que la joven de 25 años contrajo una meningitis extremadamente grave, al parecer por bacterias que estaban en la bañera.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Una fiesta que casi le cuesta la vida. Es lo que le ocurrió a una joven de 25 años en el condado de Essex, en Reino Unido.

Lauren Briggs pasó la noche con amigos, gran parte de ella disfrutando de un jacuzzi.

Al día siguiente tuvieron que trasladarla a un hospital con dificultades respiratorias, intervenida quirúrgicamente y le amputaron la pierna derecha.

 

En coma 

"Me pusieron en coma inducido y en soporte vital debido a una falla orgánica múltiple, incapaz de respirar de forma independiente inicialmente", relató Briggs.

A Lauren le realizaron una traqueotomía de emergencia para permitir la conexión del aparato respiratorio y los médicos le dijeron a su mamá que era poco probable que sobreviviera más de 48 horas.

La joven luchó y salió adelante pero le quedaron importantes secuelas: "Al final, no pudieron salvar mi pierna o dedos del pie derecho y tuvieron que ser amputados para salvar mi vida".

 

Tras los estudios a la mujer que trabaja como recepcionista, descubrieron que contrajo una meningitis extremadamente grave, al parecer por bacterias que estaban en la bañera y entraron en su cuerpo por una pequeña cortada en el pie.

El hecho ocurrió en enero de 2021, pero solo tres meses después le dieron el alta médica

"Mis pies eran de color negro azabache. Me hicieron varios injertos de piel de mi muslo izquierdo para reconstruir mi pie", contó la mujer que trabajaba como recepcionista de un médico y que quedó con un trastorno en el habla.

COMENTÁ