Tecnología

Prueban una nariz electrónica que puede “oler” el coronavirus

La nariz electrónica capaz de detectar el COVID-19 se aproxima a las fosas nasales durante 80 segundos para hacer el testeo y ya se probó en 500 personas.

Prueban una nariz electrónica que puede “oler” el coronavirus
Prueban una nariz electrónica que puede “oler” el coronavirus
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Instituto Weizmann de Ciencia, ubicado en Israel, estudió un método basado en las eNose para lograr detectar el COVID-19 en tiempo real. A través de esta invención de narices electrónicas, podrían desarrollarse a escala, con la alternativa probable de que reemplace a los hisopados.

El prototipo es “una prueba de concepto con una nariz electrónica genérica”, según detalla la agencia de noticias EFE. La finalidad del aparato electrónico es poder afinar su funcionamiento para que pueda “tener valor clínico y permitir un diagnóstico eficaz en tiempo real”.

Teniendo en cuenta que las infecciones emiten un olor característico en el cuerpo humano, esta eNose, dotada de sensores sensibles, detecta “los compuestos orgánicos volátiles”. Estos son los que permitirán la detección “en tiempo real” del COVID-19.

Para probar la eficacia de este producto, los investigadores instalaron un puesto de testeo en la ciudad de Tel Aviv. 500 personas participaron del estudio, presentándose en vehículos particulares, mientras el personal acercaba a sus fosas nasales esta nariz electrónica.

Para garantizar que no haya contaminación de sus componentes, los tubos y las válvulas para realizar el test, se fabricaron con material de uso descartable.

La eNose permanece durante 80 segundos cerca de las fosas nasales para obtener resultados. Luego, se les realizó hisopados a los participantes para corroborar si los datos coincidían.

Este novedoso aparato tecnológico es “un dispositivo sensible”, que imita el mecanismo de detección de los animales. Un ejemplo de la eficacia del uso de perros en detección del coronavirus fue la implementación el aeropuertos de Chile.

COMENTÁ