Comercio

Zona Franca Río Gallegos: venta de cubiertas superó todas las expectativas

Raúl Heredia, permisionario del local que se dedica al rubro, indicó que la venta en estas dos semanas sigue superando lo que se tenía pensando. El sábado llega más stock al local.

Venta de cubiertas en Zona Franca.
Venta de cubiertas en Zona Franca.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La Zona Franca de Río Gallegos sigue dando de qué hablar en el rubro comercial de la capital santacruceña. Con un promedio de cinco mil personas por día que visitan el primer módulo –cálculo realizado por los comerciantes mismos- se posiciona como una de las alternativas de compra en la provincia. Uno de los rubros más demandados desde el primer día ha sido el de cubiertas. La accesibilidad de costos hizo que cientos de personas fueran al lugar a comprarlas, lo que derivó en una necesidad inmediata del local comercial de empezar a reponer stock.

Raúl Heredia, titular del local comercial que opera en Zona Franca fue entrevistado por Infiltrados en Tiempo (97.5), donde señaló que el movimiento sigue siendo constante en el lugar, siendo el horario de la tarde, entre las 15 y las 17, la hora pico.

“Estamos esperando que llegue la carga y queremos contar con el stock para el sábado. Creemos que es un éxito la zona franca. Mucha gente viene y estamos todos contentos. Tenemos que esperar que siga así, ampliando el lugar”, remarcó. Esperan tener para este fin de semana 800 nuevas cubiertas.

 

Estamos viendo de sumar más stock, pero todo lleva un tiempo, logística y una serie de papeles que se ponen medio tedioso. Es una seguidilla de tramites con banco, aduana, trasporte, que este todo en regla”, detalló Heredia.

Esperan poder ampliar la oferta con herramientas, llegándoles una carga de accesorios e ítems de este tipo.

“Si sale todo bien el jueves debería estar arribando el camión, y el sábado estar vendiendo. Cruzamos los dedos y que salga todo así”, proyectó.

Por último y sobre las expectativas, cumplidas, cerró: “no esperaba tanto, sabíamos que era bueno, pero no una locura”.

COMENTÁ