Piden informe a SPSE

Río Gallegos: Enviaron muestra de agua para ser analizada

El proyecto, elevado por el concejal Leonardo Fuhr, se encuentra enmarcado en el reciente brote de casos de gastroenteritis en la ciudad.

Se cree que el agua podría ser la causante de los problemas gastrointestinales en la ciudad.
Se cree que el agua podría ser la causante de los problemas gastrointestinales en la ciudad.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En las últimas semanas, hospitales de distintas partes de la provincia registraron un incremento en los casos de gastroenteritis en niños. En un principio, se consideró que los mismos se originaron como consecuencia del cambio de estación, sin embargo, surgió una nueva teoría que considera a la red de agua potable como una de las principales causantes de dicha problemática.

 

Ante esto, durante el desarrollo de la 14° sesión ordinaria celebrada en el Concejo Deliberante de Río Gallegos el concejal por el Frente de Todos, Leonardo Fuhr, elevó un Proyecto de Resolución –el cual fue aprobado por unanimidad- para solicitar a Servicios Públicos Sociedad del Estado (SPSE) que se realice un informe sobre el estado y calidad del agua potable por red pública: “Este proyecto, como todos los de mi autoría que armo junto a mi equipo de trabajo, empiezan cuando hablo con la gente y me comentan sobre las problemáticas. Por ejemplo, en el Hospital Regional de Río Gallegos hay largas colas –sobre todo de niños- por gastroenteritis y problemas estomacales. Por otro lado, vi que la junta vecinal del barrio 499 lanzó un comunicado advirtiendo a sus vecinos sobre el estado de la calidad del agua”, explicó a TiempoSur el concejal por el Frente de Todos, Leonardo Fuhr.

“Es mi deber velar por la salud y trabajar para mejorar la calidad de vida de los ríogalleguenses. Es por eso que, ante la mínima sospecha, considero que primero hay que investigar y averiguar porqué, como digo en los cofundamentos de mi proyecto, antes de lanzar algún veredicto apresurado primero solicitamos un informe a Servicios Públicos sobre la calidad y estado del agua potable por red pública y que se hagan los exámenes biológicos y químicos sobre la misma”, añadió.

Fuhr señaló que –además de solicitar a SPSE un estudio del agua potable- el edil envió una muestra del agua de red pública a un laboratorio de otra provincia para “asegurarme de que el agua que estamos bebiendo sea de calidad”.

Al consultar a otros funcionarios de diferentes provincias del país acerca de la calidad del agua, estos le han expresado al concejal que han encontrado, inclusive, “restos de arsénico por sobre el máximo tolerable. En Calafate salió en las noticias que se han encontrado restos de materia fecal en base a un estudio privado que hizo una vecina de la localidad. Todo esto se fundamenta en el Código Alimentario y, a través del Decreto N° 351/79 en el capítulo 6 “La provisión del agua potable” dice que se eliminarán todas las fuentes de contaminación y polución de las aguas que se utilicen. Se mantendrán los niveles de calidad de acuerdo al Artículo N°58 en donde se enumera que la misma debe tener un PH de 6,5 a 8,5, un máximo de amoníaco y aluminio del 0,20 por litro y demás”, explicó.

 

Al ser consultado por este medio acerca de qué sucederá luego de que lleguen los resultdos de los estudios del agua, el concejal advirtió que publicaría los mismos “para que los vecinos sepan lo que están bebiendo porque mi idea es informarlos. Luego, me juntaría con las autoridades de Servicios Públicos para ver cómo se puede resolver esto, pero de ser así se estaría incumpliría con el Código Alimentario que garantiza el derecho que tenemos todos los habitantes al acceso a una red de agua potable con los estándares de calidad correspondiente”, destacó el edil.

Para finalizar, Fuhr señaló que “ante la mínima sospecha que tenga algún vecino, primero hay que investigar y averiguar. Por eso el Proyecto de Resolución se aprobó por unanimidad acá en el Concejo", concluyó.

COMENTÁ