Río Gallegos

Temor al desalojo

Familias de que viven en las casas conocidas como BIM N°4, al ingreso del Campus Universitarios de la UNPA, fueron notificadas, mediante oficio judicial, sobre su irregular condición habitacional. Ellos aseguran que ha sido el propio Estado el que los ha ubicado en el lugar con el correr de las gestiones. En las últimas horas se anotició el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia y asiste a las familias.

Viviendas del BIM 4.
Viviendas del BIM 4.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Estado nacional, a través del Estado Mayor General de la Armada, formalizó con el Gobierno provincial un convenio para la transferencia de tierras, el que se ratificó por Ley N°2665 del 27 de noviembre de 2003, persiguiendo el interés de contribuir al desarrollo urbanístico de aquellas ciudades donde existieran instalaciones e inmuebles en uso y administración de la Armada.

Mediante este acuerdo, la Armada se comprometía a transferir a la Provincia las tierras declaradas previamente prescindibles, entre ellas las afectadas al BIM N°4 en nuestra capital, asumiendo la Provincia como contraprestación la construcción, modernización o compensaciones de instalaciones para la fuerza en la provincia. El ‘convenio marco’ contemplaba un plazo de vigencia de tres años a partir de su firma, por lo cual caducó en 2006, no habiéndose finalizado los trámites de transferencia de las tierras de la Armada a favor de la provincia. A posteriori, parte de estas tierras junto con los edificios emplazados en las mismas fueron cedidos en comodato por la Infantería de Marina, a favor de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, con destino al Campus Universitario de la Unidad Académica Río Gallegos, que funciona actualmente allí, ocupando una superficie de 20 hectáreas. Justamente por estas horas, la institución de altos estudios vuelve a reclamar sobre la propiedad de las tierras y las viviendas ubicadas al ingreso del predio en Piloto Lero Rivera y Av. Gregores, lugar donde hoy residen al menos 10 familias.

Según comentó a TiempoSur, Mónica Ulloa, jefa de hogar que se podría ver afectada de avanzar la decisión judicial, la situación de las 10 familias que hoy habitan en el lugar es de lo más diversa, aunque coinciden en “la angustia de saber que pronto vamos a ser desalojados y que no haya nadie que nos dé una solución”.

En su caso particular, y al igual que otras 4 familias, contó que vive hace 17 años en las viviendas conocidas como BIN N°4. “Muchas llegamos mediante un convenio del Gobierno provincial con el comandante de fragata”, cuenta al afirmar que poseen documentación donde se da cuenta de la autorización de ocupación mediante la firma de la ex directora general de promoción de Viviendas del IDUV, Sara Ruiz, y el propio ex gobernador Daniel Peralta. Además, aseguran que “algunas familias fueron ubicadas en el sector por Niñez. Hoy son chicas solteras o señoras viudas que no quieren acercarse a Niñez por temor a que les saquen a los chicos”.

La vecina recordó que, con anterioridad, la universidad había realizado la misma presentación judicial en Río Gallegos, la cual había sido desestimada. Hoy la notificación mediante Policía Federal llega desde la Justicia Federal de Comodoro Rivadavia. Ulloa remarcó que “algunos de los vecinos que no pudieron poner abogados y contestar la demanda fueron tomados en rebeldía. Y corren el riesgo que los puedan desalojar de la noche a la mañana”. En otro tramo de la nota, las familias hicieron hincapié en remarcar que “ninguna usurpó la vivienda”, y si bien en algún momento se dio una situación de esas características, rápidamente tuvo intervención del Ministerio de Desarrollo Social.

“Nos preocupa la rapidez y la falta de ética. El IDUV no nos da respuestas hoy, hemos presentado notas a todos lados. La Justicia no vino a hacer un relevamiento, ni siquiera para saber cuáles son las condiciones”, sostuvieron.  

TiempoSur pudo confirmar que desde el Ministerio de Desarrollo Social de Santa Cruz “se tomó conocimiento, se realizó el relevamiento y se está acompañando a las familias”. Mientras que el decano de la Unidad Académica Río Gallegos, Guillermo Melgarejo, prefirió no referirse al tema.

COMENTÁ