Historia

Recordaron la labor de las primeras maestras jardineras en Santa Cruz

En el marco del Día Nacional de los Jardines de Infantes y de las Maestras Jardineras, el Gobierno de Santa Cruz, a través del Consejo Provincial de Educación, celebró la fecha y recordó a quienes pasaron por las aulas y dejaron un importante legado en el  Jardín Nº 1 “María Barón de Gutiérrez” de la ciudad de Río Gallegos, el cual fue creado en octubre del 1959, a partir de un decreto que destacó la importancia de la enseñanza preescolar.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En los inicios de la institución, la conducción estuvo a cargo de Susana Díaz Menvielle de Azlor, a quien se sumaron a lo largo de los años, las maestras Blanca Alzua, Belma Williams de Montane, Nelly de Ocampo, Nelly de Salvadeo, María de la Paz Palomera, María Elena de Monte, Silvia Raquel Serra, María de Los Ángeles Papis, Cristina Garrido, Matilde Pelliza, Marta Rogido, Betty Burghini, Susana Portela, Marta Posadas y Ana María Croppi, María teresa Crosetti, entre otras.

Si bien  el  Jardín Nº 1 de la ciudad de Río Gallegos fue creado en 1959, recién en 1964, recibe el nombre de “María Barón de Gutiérrez” en homenaje a una docente muy querida en la provincia y se designa como padrinos de la institución a la XVIª Agrupación de Gendarmería Nacional Patagonia Austral.

 

Unos cuantos años después, en 1978, la directora de la institución Ana María Delcré de Croppi, junto al plantel docente, creó un cuaderno de actividades que tuvo como personaje principal a un Charito, que brindó información sobre los animales, las plantas y el medio ambiente de Santa Cruz. Además resulta interesante recordar que las docentes Cristina Garrido y María Elena Fontina compusieron el Himno al Jardín N° 1.

Sobre fines de la década del 80 se continuó con los programas orientados a la protección y conservación del medio ambiente, creando la huerta y la granja. Así se dio inicio al proyecto que actualmente identifica al establecimiento: Ecoguardianes.

Esta iniciativa tiene como fin la revalorización del medio ambiente y convertir a los niños en agentes multiplicadores de las noticias buenas de cómo cuidar a nuestro planeta.

Sin ningún lugar a dudas, esta institución señera en la provincia marcó la vida de muchas generaciones de santacruceños y santacruceñas que en esta fecha tan relevante se retrotrajeron en el tiempo y recordaron a cada una de las personas que pasaron por sus aulas, y resaltaron el valor de cada una de las enseñanzas y vivencias que tuvieron a lo largo del tiempo.

COMENTÁ