Aguas abiertas

Matías Díaz Hernández se prepara para cruzar el Río de la Plata

El deportista santacruceño atraviesa los últimos días, antes de intentar romper el récord mundial de cruce de nado en aguas abiertas.

  • 14/03/2024 • 21:06

Matías Díaz Hernández es un deportista santacruceño de 28 años de edad y que se dedica, de forma profesional, a las competiciones de nado en aguas abiertas. A lo largo del año 2023 ha participado de diversos desafíos en distintas partes del mundo y, ahora, decidió afrontar una hazaña que pocos en el mundo han logrado: cruzar el Río de la Plata nadando e intentar romper el récord mundial del cruce en nueve horas y seis minutos.

El deportista dialogó con el programa de radio Tiempo Deportivo de Tiempo FM 97.5 y expresó que, a días del inicio de la decisiva instancia, se encuentra “contento, ansioso y nervioso. Porque no es una competencia sino, más que nada, un desafío, un récord por el cruce. Y la idea va a ser que sea un récord mundial, ya que han participado varias personas del mundo haciendo el cruce”, detalló. 

Al ser consultado por este medio sobre cómo se preparó a lo largo de estos meses para la competencia, Díaz Hernández señaló que “por suerte, se hizo una muy buena preparación. Y estos últimos días estoy descansando para poder llegar de la mejor manera”.

Por otra parte, comentó que en estas fechas, usualmente, no suele tener competencias por lo que “quería buscar algo para mantenerme a ritmo a principio de año y no esperar tanto hasta las siguientes carreras que suelen ser en julio. En donde ya empiezo con el circuito mundial y llego fuera de ritmo comparado con el resto del mundo, que ya empieza a tener competencias previas al torneo”. 

“Es algo que siempre estuve pensando y no lo podía lograr, más que nada, por el tema de las fechas. Pero, por suerte, se me pudo dar todo y lo puedo hacer junto a la Asociación Nadando Argentina”, agregó. 

La hazaña del cruce del Río de la Plata nadando en aguas abiertas consiste en un tramo de 42 kilómetros y el actual récord es de 9 horas y 6 minutos. Díaz Hernández señaló que el tiempo que demanda realizar el trayecto depende de varios factores: “La realidad es que esto varía mucho. Me puedo tirar un sábado y tirarme el otro sábado y hacer menos tiempo: depende de las corrientes, el día, los ríos. Capaz que termino nadando menos horas, varía mucho, pero suelo nadar entre 6 o 9 horas siempre. La diferencia es que voy a estar solo y que tengo que estar muy atento, no relajar mucho, y pensar como si fuera una competencia para estar exigiéndome todo el tiempo”, cerró