Día del Periodista

Ley de Lemas y la decadencia de los partidos políticos

En la Provincia de Santa Cruz cada cuatro años se pone sobre la mesa cuál debe ser el sistema electoral, algo que a esta altura no debería estar en discusión. Dependiendo de la conveniencia de cada sector, los hemos visto a favor y en contra de tal o cual sistema.  

COMPARTÍ ESTA NOTA

Por Luciano Sorani - Periodista Tiempo FM

En la Provincia de Santa Cruz cada cuatro años se pone sobre la mesa cuál debe ser el sistema electoral, algo que a esta altura no debería estar en discusión. Dependiendo de la conveniencia de cada sector, los hemos visto a favor y en contra de tal o cual sistema.

En estos cuatro años debemos darnos el debate sobre cuál es el mejor Sistema Electoral para la Provincia de Santa Cruz, y no cuál es el Sistema electoral que más les conviene a los partidos políticos. Es momento que los Municipios tengan sus propias Cartas Orgánicas, ya no debe haber más excusas presupuestarias, porque son eso, solo excusas.

La participación ciudadana a través de las herramientas en una Constitución local, que garantice espacios de participación, diálogo y acuerdos para encontrar soluciones, a los intereses de diferentes sectores que, aunque legítimos, no pueden estar por sobre el interés de toda la comunidad, de eso se trata la Carta Orgánica.

Como son indispensables las autonomías Municipales es indispensable que se convoque a un acuerdo transversal, para debatir el nuevo sistema electoral, éste deberá ser un sistema que rompa con las vetustas y anquilosadas estructuras del poder, es momento que cada uno se gane su propio lugar, y no que por acuerdos de cúpula siempre terminen los mismos en los mismos lugares. Debemos ir hacia la boleta única, para terminar con los famosos arrastres de boletas, o con los que van colgados en las listas sábanas.

Teniendo boletas por cargo, o boleta única, el elector puede seleccionar a su candidato a cada cargo, de manera totalmente independiente, sin tener la lista con los otros candidatos del partido o sector, aunque también está la opción de que estén todos en una misma lista, pero con la opción de elegir individualmente a cada candidato, y seguramente habrá algunas posibilidades más. Pero lo que es imperioso es que se derogue la Ley de Lemas. Ley que debilitó la vida partidaria y estiró hasta el límite la legalidad de las alianzas con partidos vecinales. Así es hoy que la mayoría de los partidos ya no tienen vida, hoy son solo un sello de goma en muchos casos, solo basta con ver el nombre de los sublemas con los que la mayoría de los actuales dirigentes llegaron, y veremos que los partidos tradicionales ya casi no tienen cargos electos. Este sistema que en un principio logró romper con las hegemonías partidarias y permitir que muchos pudieran competir sin caer en las garras de los partidos, hoy la Ley de Lemas está firmando el Certificado de Defunción de los mismos.

Esta misma Ley de Lemas permite que algunos intendentes de la Provincia de Santa Cruz puedan serlo con el diez por ciento de lo que necesita un candidato de Río Gallegos para ser Concejal.

Hoy el Sistema Electoral de Santa Cruz es obsoleto y sus mecanismos totalmente corrompibles, alianzas con Partidos Vecinales con menos de cien afiliados que permiten seguir estirando la cantidad de candidatos, a tal punto que en Santa Cruz a nivel local hubo 772 candidatos anotados, hubo once fórmulas para gobernador en los seis Lemas que se presentaron, y 219 sublemas, además de las boletas de los candidatos nacionales en las categorías presidente, vicepresidente y diputados nacionales. Esto nos da que aproximadamente cada 23 votantes hubo un candidato. Si esto lo llevamos a localidades más pequeñas nos da números similares, en la localidad de 28 de Noviembre hubieron 18 listas a concejales, con un electorado de cinco mil cuatrocientos cuarenta y cuatro votantes. Indudablemente la representatividad de los que se hacen con las bancas es mínima, son absolutamente legales, eso no está en discusión, la discusión se debe dar porque no cuentan con la representatividad que se requiere para gobernar.

COMENTÁ