Trabajo conjunto

La Chata Swift y el asesoramiento sobre el resguardo patrimonial

En el año 2020 la empresa Compañía General de Combustible (CGC) se acercó a la Dirección de Patrimonio Provincial para avanzar en el proyecto de restauración de la barcaza perteneciente al histórico Frigorífico Swift. Investigación, informes y cateos fueron fundamentales para el trabajo de los profesionales a cargo de la obra.

Chata en restauración
Chata en restauración
COMPARTÍ ESTA NOTA

La restauración de la Barcaza Swift, emblema de la actividad ganadera en la ciudad, y la remodelación de su entorno ha sido una de las obras que durante este año 2022 han tomado buen ritmo y espera ser inaugurada en los próximos meses. Históricamente vandalizada, forma parte del acervo cultural de la ciudad y tiene detrás una historia más que significativa ligada al crecimiento y la actividad ovina tan presente desde siempre en nuestra provincia. Si bien han existido varios intentos de avanzar en su puesta en valor, también fue tarea pendiente para muchas gestiones municipales y provinciales. Esto desde su recuperación de la costanera local bajo la gestión de Freddy Martínez.

En esta ocasión, tras un convenio entre el Municipio y la empresa CGC, finalmente, un grupo de profesionales, bajo la atenta mirada y supervisión de la Dirección de Patrimonio Cultural, ha retomado la obra y esperan pronto poder presentarla a la comunidad.

Carla García Almazán, directora de patrimonio Provincial, explicó, a TiempoSur, que el municipio financia y avanza en la puesta en valor del entorno que rodeará a la Barcaza Swift, mientras que el proyecto de restauración que específicamente se está realizando sobre la embarcación es una tarea delegada a la empresa CGC, con el asesoramiento y guía de la Dirección Patrimonial de la Provincia.

En este sentido explicó que la empresa se ha acercado desde el año 2020 a la dirección, tiempo desde el cual se ha hecho un trabajo pormenorizado de las necesidades del proyecto de puesta en valor.

“Se ha retirado una porción de madera de la barcaza con el fin de realizar los cateos correspondientes, se han realizado informes y asesoramientos permanentes desde el inicio del proyecto”, comentó para detallar que “se solicitó la contratación de especialistas, también se avanzó en el arenado de la barcaza con operarios de la misma empresa, algo que se pudo hacer luego de los cateos supervisados por la dirección, y se realizó la limpieza interior del barco”. La obra está a cargo de la arquitecta paisajista Mónica Radavero, quien ya estuvo a cargo, en su momento, de la restauración del balcón de Roca de nuestra ciudad.  Por otro lado, se ha contratado a dos especialistas en arreglos de barcos, que provienen del Astillero rio Santiago y que son los que diseñaran todo lo que refiere a la parte superior de la barcaza, para lograr su integridad.

“Desde la Dirección de Patrimonio se ha supervisado permanentemente la obra y decisiones, y se han escrito los lineamientos generales, además de acercar el plan de manejo de lo que se espera el resultado de la obra. Se hicieron tareas de investigación tendientes a encontrar los colores originales, una franja de tres colores para que el resultado final sea una réplica de la original”, mencionó la funcionaria patrimonial.

Por último, García Almazán expresó: “Recuperar parte de la historia para ser difundida y valorada es algo muy importante. Estamos contentos con la recuperación, porque es uno de los pocos bienes, de esta industria, que aún queda en pie”, cerró.

Si bien el trabajo se detuvo durante los meses de invierno, se ha retomado con el objetivo de ser finalizado en los próximos meses.

COMENTÁ