Sector turístico

Extremar los cuidados para que no haya rebrote

Un severo rebrote de COVID-19 en distintas partes del mundo está dejando un aprendizaje para los países de Latinoamérica: Se debe repensar la estrategia de reapertura, ya que una alta tasa de contagios en la primera ola no significa menos casos confirmados en la segunda. Muestra de ello son las medidas que están tomando en Uruguay, Brasil o Chile ante la apertura que tenían para el sector turístico y en las vísperas de las Fiestas de Fin de Año. Una última advertencia de la OMS.

Foto Entorno Turístico
Foto Entorno Turístico
COMPARTÍ ESTA NOTA

Días pasados, el ministro de Salud, Ginés González García, aseguró que “se está estabilizando” la baja de contagios de Coronavirus en la Argentina, aunque admitió que “podría haber un rebote” en los próximos meses y reconoció que está “preocupado” por el crecimiento de casos en los países vecinos.

“Veníamos contentos en que estábamos bajando, pero veo síntomas alarmantes en nuestro país porque se está estabilizando la bajante y esto podría tener un rebote”, explicó González García.

“En el hemisferio sur, el único país en el que actualmente no suben los casos es en Argentina. En todos los países limítrofes están subiendo y eso significa que hubo un cambio brutal en el comportamiento social”, explicó.

El titular de la cartera nacional propuso “recuperar el sentido del comportamiento colectivo” porque “hay mucha gente que cree que esto terminó y no es así”.

“Si bien la vacuna será muy importante y estamos luchando para tenerla cuanto antes, esto no va a resolver una situación emergente en el corto plazo”, destacó.

Además, indicó que “hay circulación viral en todas las provincias argentinas, y lo que no hay es un comportamiento acorde con esa circulación”.

“Nosotros estamos en la misma novela que los países limítrofes, solo que un poco más atrás”, concluyó.

 

Uruguay

Teniendo en cuenta también lo dicho por el Ministro de Salud de la Nación respecto a lo que sucede en los países limítrofes, está el caso de Uruguay donde, el pasado miércoles, tras registrar el récord de muertes diarias (cuatro personas fallecieron en las últimas 24 horas), el presidente Luis Lacalle Pou anunció la restricción del ingreso de personas desde el extranjero.

“Con pesar tomamos la decisión de suspender el ingreso al país entre los días 21 de diciembre y 10 de enero”, dijo el mandatario en conferencia de prensa.  “Hay excepciones claramente establecidas, una es el transporte de cargas y el otro es para aquellos uruguayos que tengan un pasaje adquirido al día de la fecha. Ésta es una excepción que se basa en que ya sabemos cuántos son aproximadamente y es un número no muy grande”, agregó.

Los argentinos con residencia en Uruguay ya no podrán entrar ni con hisopado negativo, y por lo tanto, esto hace caer la esperanza que tenían argentinos con casas o apartamentos en Punta del Este, pero sin residencia, a tener un permiso especial para el verano.

 

Brasil

Por su parte, el gobierno de Brasil anunció que a partir del 30 de diciembre brasileños y extranjeros que lleguen al país, deberán presentar test negativos  PCR de Coronavirus, los que deberán estar realizados 72 horas antes para poder ingresar al territorio. Los turistas deberán presentar la documentación a la aerolínea y llenar un formulario donde se comprometen a cumplir con las medidas sanitarias vigentes en el país.

Hoy en Brasil, en una de sus ciudades más turísticas como es Buzios, una de sus medidas más recientes es la de permitir una ocupación máxima del 50% en establecimientos comerciales –hoteles, bares, restaurantes- y permiten la entrada de turistas a la ciudad con la presentación del código QR.

Cabe recordar que, en la semana, se dio el mayor pico de casos diarios (101) desde el mes de junio y es una comunidad que recibe alrededor de 250 mil turistas en estas fechas, motivo por el cual decidieron la reducción a la mitad de personas que puedan ingresar a la cuidad.

 

Chile

A principios de este mes, en el vecino país de Chile, las autoridades sanitarias estuvieron analizando la posibilidad de que Chile tenga que enfrentar un rebrote 'catastrófico', como expresó el ministro de Salud, Enrique Paris, lo que genera preocupaciones en sectores médicos del país.

Paris dijo que tras las fiestas de Navidad se espera un rebrote posiblemente catastrófico y por ello presentó un plan al presidente Sebastián Piñera, que contemplaría mil camas más que las disponibles en los momentos más agudos de la pandemia.

Según ese programa, en el pronóstico más suave se presentarían más de tres mil nuevos contagios diarios, y en el peor de los escenarios habría más de nueve mil nuevos enfermos por jornada, lo que implicaría un esfuerzo gigantesco, admitió el Ministro.

La pandemia por ahora parece 'estabilizada', con entre 20 y 90 fallecidos y entre mil y dos mil nuevos contagios por día desde julio, aunque en los últimos días muestran una tendencia al alza en varias regiones el país, incluyendo esta capital.

 

OMS

De acuerdo con funcionarios de la Organización Mundial de la Salud, el resultado fue que un 80% de los países europeos fueron afectados por una segunda ola de infecciones a fines de octubre.

Asimismo, advierten que la nueva cepa se expande más rápido de lo pensado.  

Expertos sanitarios de Reino Unido alertaron que la nueva cepa del Coronavirus, descubierta en el sur del país la semana pasada, se está extendiendo de forma acelerada. El jefe de la Autoridad médica inglesa, Chris Whitty, contó que ya informaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que estén al tanto del nuevo descubrimiento. El ministro de Salud, Matt Hancock, había anunciado el pasado lunes que se identificó una "nueva variante" en el sur de Inglaterra que acelera hasta un 70% más la transmisión del virus. Desde entonces, se encendieron las alarmas de todo el mundo.

COMENTÁ