Video viral

El video viral de una madre y las repercusiones por comprar víveres con la asignación de su hijo para un indigente

Gisela fue la autora de un video que se viralizó en Facebook por el gesto solidario y desinteresado con un hombre que pedía dinero en las afueras de un banco de Río Gallegos. La historia de una mujer que vino de San Juan para escapar de la violencia ejercida por su ex pareja y hoy, sin querer, dejó un mensaje a la comunidad de Río Gallegos.

Gisela junto a su hijo Austin.
Gisela junto a su hijo Austin.
COMPARTÍ ESTA NOTA

“Fue muy simple y sencillo”, indicó Gisela, mamá de Austin de 6 años, quien tomó repercusión por un video que se viralizó hace unos días atrás en Facebook, donde el niño le llevaba una bolsa de víveres, comprados con el dinero de su asignación, a una persona en situación de calle en las afueras de una entidad bancaria.

Ese pequeño pero gran gesto solidario tuvo la aprobación en el comentario de más de un centenar de personas que encontraron en él algo que muy pocas veces se ve hacia quienes se encuentran pidiendo una conducta humanitaria de quienes pueden ayudarlos. 

La historia

Gisela llegó hace un tiempo a Río Gallegos junto a Austin, su hijo de 6 años, provenientes de San Juan. Su decisión fue más una obligación que una elección, siendo que se había separado de su ex pareja por situaciones de violencia y recibía el hostigamiento permanente por parte de él y la familia. 

Los primeros meses trabajó haciendo changas y antes de la pandemia instaló un puesto de choripanes, ubicado en Asturias y Autovía. Sin embargo, las restricciones por la situación sanitaria le impidieron continuar trabajando en la calle y tuvo que buscar otros trabajos, como vender ropa por pedidos y de empleada doméstica. 

Gisela relató a TiempoSur que el día que grabó el video había ido a cobrar con Austin la asignación por hijo que les destina ANSeS.

“Entramos al banco y cuando salí estaba el señor todo acurrucadito, y le pidió una moneda para comer a otro hombre que iba entrando”, explicó que su hijo lo escuchó. “No lo vio ni nada pero me dijo dale plata”, afirmó, respecto al dinero que ella había cobrado con la asignación, pero ella le comentó una idea mejor: “Le dije vamos al super y compramos algo”.

Por esto, compraron unas galletas de salvado, frutas, yogur y otras comidas que pudiera comer y tomar. Al volver grabó ese video como forma de guardarlo en su álbum personal y subirlo en Facebook para que no se pierda, lejos de tener la intención que se difunda por las redes y se conociera de forma pública. 

Contó que el hombre se mostró muy agradecido con Austin, un niño que siempre está pensando en ayudar a quienes trabajan en la calle como alguna vez lo hizo ella.  

“Cuesta vender en la calle por el frío y el viento que no ayuda mucho”, advierte Gisela, quien deja en claro que “a mí me cuesta porque no tengo un trabajo fijo, hago changas y vivo como puedo, le doy lo que puedo a mi hijo”, siendo que trabaja y estudia a la vez.

Además, deja en claro que su intención “no era que lo vieran muchas personas, sino fue por el orgullo de su gesto, ante haber vivido cosas muy tristes y muy duras” por las situaciones de violencia con su ex pareja. “Aunque estamos lejos de mi familia preferimos estar acá, solos pero tranquilos”, advirtió. 

El pequeño Austin.

Repercusiones

Respecto a las repercusiones por parte de conocidos y allegados, Gisela comentó: “Me decían ´tu hijo se hizo famoso en un segundo y vos la venís remando hace tiempo´”. Pero aclaró que “uno no busca la fama, uno busca difundir los valores y se trata de tener o no tener, pero portarse de buena manera”.  

Reflexionó en que “hoy en día las generaciones no se fijan en esas cosas, yo soy muy chapada a la antigua y hoy en día te cuesta ver esos gestos”.

En este sentido, agradece que su hijo siempre piensa en los demás. “Si fuera por él tendría a todas las personas en situación de calle y perros en nuestra casa, pero no puedo”, indicó, haciendo alusión a una frase que decía su madre: “Donde comen dos comen tres”.

Gisela recordó a su hermana fallecida, quien una vez ayudó a una amiga que siempre la trataba mal y hoy sus amigas se acuerdan de ella y actúan de buena manera por aquel gesto.  

“Estaría bueno que una persona en la política pueda hacer algo porque hay personas buscando en la basura y sé lo que es tener hambre, a veces no tengo que comer y no tengo a donde ir”, manifestó.

Enseñanza

“Todo se empieza desde abajo, pero estés abajo o estés arriba tenés que ser humilde”, sostuvo la madre, quien espera que sirva para que “si alguien ve el video se va a acordar y va a ayudar a una persona en la calle”.  

Por lo pronto, fue Austin quien encontró la felicidad en las respuestas a ese video: “Mi hijo vio los comentarios y se le llenaron los ojos de lágrimas porque hubo mucha gente que le gustó”.  

E insistió en que “no es por buscar fama ni por un me gusta”, solo se trata de tener valores, respeto y humildad.  

COMENTÁ