Río Gallegos

Costanera local: nuevo muelle, vista al mar y la posibilidad de ser peatonal

La conocida ría de la capital santacruceña busca cambiar su cara para el verano 2022. La afluencia de público en días de calor la posicionaron como uno de los sectores claves en la ciudad.

La costanera proyecta varios cambios. (C.R)
La costanera proyecta varios cambios. (C.R)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer la temperatura alcanzó una máxima de 28 grados en Río Gallegos. Cuando la temporada primavera-verano empieza a sentirse en la ciudad, la costanera local es uno de los puntos que mayor cantidad de vecinos reúne. Ya sea para disfrutar del parque “Pirincho” Roquel, hacer actividades físicas o pasear en auto, la ría de la ciudad es uno de los puntos clave para el divertimento al aire libre. Esto obligó a repensar por parte del Municipio la costanera a futuro, no solamente para el disfrute de los propios, sino también para el turismo. En las últimas semanas se trataron tres factores importantes que cambiarán la estética visual de la costanera: la construcción del nuevo muelle, la quita de las barandas para tener vista al mar y las montañas y por último, la posibilidad que se convierta en una peatonal. De esta manera se buscará posicionar a la costanera local como uno de los puntos turísticos internos que tiene la ciudad, en el marco de la reconversión de una “localidad de paso” a una ciudad que ofrezca capital turístico propio. Esto, de la mano de cuestiones como la inauguración de nuevos monumentos en el lugar o la revalidación de puntos turísticos que ya existían pero eran olvidados (caso Cabo Vírgenes) permitirán, esperan, una evolución en el turismo de Río Gallegos. La experiencia de ciudades costeras con una situación similar, caso de Trelew, han servido como antecedente próximo.

Desarrollo productivo

El muelle fiscal, junto al nuevo galpón de mercado local, servirán de la mano de la zona franca para incrementar el desarrollo productivo. Esto permitirá no solamente brindar una mayor oferta comercial a los consumidores, sino también ampliar lo producido en la ciudad, sumando un valor agregado.

La idea es poner en valor la estructura, volviéndola más segura. Se colocará alumbrado y equipamiento para que los vecinos puedan aprovechar este espacio para paseo y la recreación familiar. La obra incluye la puesta en valor de la estructura del Muelle y el mejoramiento del mismo, renovación de solados, colocación de alumbrado, barandas y equipamiento urbano, y tendrá un presupuesto cercano a los 31 millones de pesos, con un plazo de ejecución de 6 meses.

Una de las nuevas obras que anunció a mitad de año el intendente Pablo Grasso para Río Gallegos es el Nuevo Mercado Gastronómico. Este nuevo predio se ubica en parte del precio que cedió en comodato la empresa YCRT a finales de 2020.

El objetivo es poner en valor esas estructuras preexistentes, mejorando el paisaje urbanístico y acercándonos a la ciudad que los riogalleguenses sueñan.

La remodelación y construcción de edificio del nuevo Mercado Gastronómico tendrá un presupuesto de 56.962.631 de pesos, con un plazo de obra de ocho meses.

El proyecto “contempla el refuerzo estructural del armazón ya existente, la construcción de muros y veredas externas y las tabiquerías para divisiones internas, boxes internos simples y dobles, sanitarios, instalaciones de redes de agua, gas y energía eléctrica, parquización e iluminación externa”, explicaron desde la Municipalidad el día del anuncio de la obra.

El mercado mantendrá los lineamientos de diseño arquitectónico de la época que datan las estructuras existentes con el cual se mejorará el paisaje urbanístico, ya que el predio se encuentra enclavado en un sector que es parte del paseo costero.

El objetivo del Ejecutivo Municipal es recuperar un espacio que forma parte de la historia de la ciudad, construyendo un centro de desarrollo productivo, cultural y de comercialización de productos y servicios locales.

 

Costanera peatonal

Por otra parte, una de las iniciativas más recientes fue tratada en el Concejo Deliberante, a raíz de un proyecto de resolución del concejal Wilson Flores. Apunta a un mayor aprovechamiento del espacio físico del lugar, pero para las personas que no utilizan vehículos. Solicita al Municipio la posibilidad que la avenida principal de la costanera sea convertida en una peatonal desde el 20 de diciembre al 20 de febrero. Esto ya sucedió durante el tiempo que se llevaron adelante tareas de refacción y puesta en valor durante el verano 2020, lo que permitió a los vecinos y turistas disfrutar del lugar, ya sea andando en bicicleta, skate o simplemente caminando, sin preocuparse por los vehículos.

“Es un proyecto que va de la mano para contribuir con la familia de vecinos de la ciudad, sabemos que en ese tiempo las temperaturas son cálidas, agradables y vemos con buenos ojos que durante ese lapso del proyecto se contemple que sea una peatonal”, sostuvo el concejal del bloque del Frente de Todos.

Wilson Flores ejemplificó señalando que “hay claros ejemplos en el país con puntos de vacaciones donde son atractivos y contribuyen a la población las peatonales”.

El edil enfatizó que una peatonal en la costanera sería de agrado para los niños “que se vieron afectados por la pandemia que atravesó la ciudad y golpeó de manera dura a la población. Vemos con agrado que se pueda realizar”.

COMENTÁ