Reclaman haberes

Choferes suspendieron el servicio y cortan calles céntricas

Según pudo conocer TiempoSur, desde la empresa concesionaria del transporte público de pasajeros informaron a los trabajadores sobre la deuda que mantiene el Municipio y haría imposible el pago de los salarios de este mes. Ayer suspendieron el servicio y hoy podría continuar la medida. Desde Hacienda Municipal solicitaron información de la nómina de empleados y el detalle de la deuda.

La UTA afuera del Municipio (N.S.).
La UTA afuera del Municipio (N.S.).
COMPARTÍ ESTA NOTA

Desde las 11:00 del día de ayer, los trabajadores de la empresa Maxia SRL iniciaron una retención de tareas como medida de fuerza ante el incumplimiento de pago en los haberes correspondientes a noviembre. Según comentaron a TiempoSur “la Municipalidad no quiere pagar el dinero que ya está desde la semana pasada en el banco”, aunque al parecer un problema en las firmas de las cuentas bancarias impediría la transferencia. Lo expuesto por la gerencia de Maxia en Río Gallegos ante los choferes fue simple: “Si la Municipalidad no paga, no se pueden pagar los sueldos”. Vale la pena mencionar que el Municipio arrastra una deuda con la empresa de colectivos desde la gestión de Roberto Giubetich. Incluso ya en el mes de octubre pasado los trabajadores amenazaron con cortar el servicio, algo que finalmente no sucedió al lograr destrabar el pago de una parte de lo adeudado.  

En cuanto a este nuevo conflicto, vale la pena mencionar que ya la semana pasada el gerente de Maxia, Mario García, y el secretario de Hacienda, Diego Robles, mantuvieron una serie de reuniones “sin recibir respuesta favorable”, exponen los trabajadores.

Justamente, quien confirmó los encuentros fue el nuevo funcionario de la cartera económica municipal, quien en diálogo con TiempoSur adelantó que hizo un pedido de informe a la empresa de transporte para que dé a conocer la nómina de trabajadores, además del detalle de la deuda que hoy mantiene el Ejecutivo. En principio, Robles comentó que desde la empresa han informado que necesitan al menos 2 millones de pesos para poder salir de esta situación de morosidad con sus trabajadores. Uno de los puntos a tener en cuenta, según lo expuesto por Robles, es el pago de la cobertura del Boleto Escolar, el cual luego de su reglamentación debería ser aportado por el Gobierno provincial, motivo por el cual en el día de ayer se reunió con el ministro de Economía de Santa Cruz, Ignacio Perincioli. “Vamos a revisar la situación, la información que nos envíe la empresa y continuar con las reuniones”, dijo el Secretario de Hacienda Municipal, aunque no pudo confirmar si se liberará el pago del subsidio en las próximas horas.

Con este panorama desde la UTA manifestaron que en el día de hoy podría continuar la medida de fuerza, aunque analizarán en asamblea la modalidad. Por lo pronto, desde horas tempranas los chóferes se dirigieron al palacio comunal y cortan las calles, apostando los colectivos, en los alrededores.    

COMENTÁ