Río Gallegos

Facilitadoras sociales alertan sobre el cierre de hogares

Expusieron que responde a la reducción de gastos y muchos niños fueron reubicados o entregados a su familia de origen sin vinculación previa. La denuncia se radicó en la Defensoría Pública Oficial de Menores N°2.

La problemática fue asentada el viernes 2 en la Defensoría Pública Oficial de Menores N°2. (Imagen ilustrativa)
La problemática fue asentada el viernes 2 en la Defensoría Pública Oficial de Menores N°2. (Imagen ilustrativa)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Un grupo de facilitadoras, quienes solicitaron resguardar su identidad dado que tras varias denuncias que han efectuado han sufrido represalias, se dirigieron el viernes pasado a la Defensoría Pública Oficial de Menores N°2 a cargo del Dr. Jorge Godoy, para develar la situación actual de los hogares y las falencias que presenta el sistema haciendo mención que en medio existen muchos niños y adolescentes que no se encontrarían abordados por los equipos técnicos intervinientes.

Indicaron que los menores y jóvenes judicializados en la actualidad no serían visitados por los equipos técnicos, sino por agentes municipales de la comuna capitalina, quienes intervendrían como intermediarios entre el niño y/o adolescente y su equipo designado "motivo por el cual el niño debe confiar su problema a terceras personas que no se encuentran capacitadas y a quienes los chicos no conocen".

En su denuncia además expusieron que hay varios niños con problemas psicológicos y casos que serían psiquiátricos, que podría acarrear inconvenientes a otros menores que allí residen y que dichas situaciones "tendría conocimiento los psicólogos a cargo de las respectivas problemáticas".

Por otro lado manifestaron que se avanzó en el cierre de varios hogares, por lo cual se distribuyeron los niños en hogares oficiales "como una manera de reducir los gastos". Y añadieron que en otros casos se decidió que el niño regrese con su familia de origen, sin mediar ningún tipo de vinculación previa o en algunos casos de cesar la medida excepcional. Respecto de la medicación que algunos niños o jóvenes necesitan no hay provisión de las mismas -dijeron- refiriendo que en la actualidad hay un niño que necesitaría ser enyesado porque tiene una fractura hace tres semanas en la mano; el menor -sostuvieron- habría manifestado querer ser tratado, pero no estaría el dinero para hacerlo.

También hicieron mención a la provisión de alimentos para los niños que se encuentran con medidas excepcionales, y ante esto dijeron que son todos provenientes de donaciones que efectúa la gente: "En varias oportunidades se les ha requerido que los alimentos debían ser fraccionados; por ejemplo un pollo tendría que dividirse entre el almuerzo y la cena, y sopa", dijeron, añadiendo "eso lleva que en muchas ocasiones los niños ya no se quieran alimentar o que consuman solo pan y donado". Y puntualizaron "es inexistente la provisión de frutas y verduras" y respecto de productos lácteos "hay solo leche en polvo también donada".

Los chicos tampoco cuentan con productos de aseo personal, manifestaron, mencionando que tampoco hay jabón en polvo para lavar ropa hace ya un mes, por lo cual en varias oportunidades debieron lavar la ropa con shampoo o con elementos que proveyeron las facilitadoras.

 

Más falencias

Las facilitadores le expusieron al Defensor del Menor que los inconvenientes provenientes por el consumo de agua son una constante; por un lado los baños carecen del vital elemento, y en contrapunto si se consume para cocinar el agua proveniente del tanque, los chicos después presentan signos de intoxicación como ser diarrea y vómitos; aducen que es porque el tanque no se limpia hace mucho tiempo. "Actualmente residen bebés", puntualizaron, añadiendo que estos pequeños no contarían con elementos básicos como ser pañales, toallitas húmedas, cremas humectantes, entre otros.

Un dato no menor que expusieron es que el 1º de febrero inició el periodo compensatorio del Ciclo Lectivo 2017 y ningún adolescente tenía sus útiles escolares ni vestimenta apropiada para asistir a clase. El escrito que fue recepcionando por el Dr. Godoy expone que -según consignaron las facilitadoras- todos estos problemas están debidamente anotados en el cuaderno que hay en cada hogar como también las conductas de algunos chicos que pondrían en riesgo la integridad de otros chicos.

 

Deuda

En el acta también quedó asentado que desde el mes de noviembre de 2017 las facilitadoras no perciben sus haberes, siendo en la actualidad informadas de la reducción del cincuenta por ciento de los mismos a partir de febrero del año 2018, dado que la anterior gestión habría agregado más horas para percibir una suma más alta de lo que ganaban. Explicaron que percibían ocho mil pesos todos los meses, y en la gestión anterior se agregaron más horas para llegar a la suma de catorce mil pesos "siendo ello lo que en la actualidad nos quieren reducir, y nosotros en el hogar más allá de cuidar chicos, limpiamos, cocinamos, los bañamos, los cuidamos. Todo muy injusto", denunciaron.

 

Temas
COMENTÁ