Economía

Comercios

Zona Franca: stock y actualidad

Desde el predio comercial dieron a conocer el estado actual, a 9 meses de su inauguración. Qué dijeron acerca de las nuevas medidas del Banco Central.

  • 13/07/2022 • 09:45

En el mes de octubre del 2021, la vicepresidenta Cristina Fernández, la gobernadora Alicia Kirchner y el intendente Pablo Grasso inauguraron en Río Gallegos la tan ansiada Zona Franca. Fueron varias décadas de espera para que aquella obra, anunciada en 1995, se viera concretada. A 9 meses de la apertura y de la puesta en funcionamiento, la Zona Franca pasó por varias etapas: un fervor por las compras durante los primeros meses, una meseta en el tiempo siguiente y un faltante de stock que se dio principalmente durante el verano. Es que a la Zona Franca le tocó una época internacional desfavorable, con una post pandemia que ralentizó todo el proceso de importación; una economía dolarizada que golpeó algunos precios y un público altamente demandante que constantemente hacía comparaciones con Punta Arenas, pese a las diferencias de 40 años de estar en el comercio.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) restringió este jueves la posibilidad de pagar en cuotas con tarjetas de crédito los consumos realizados en las tiendas libres de impuestos o free shop.

Se extendió así la prohibición que ya rige para la venta en cuotas de pasajes y servicios turísticos en el exterior y de productos provenientes del exterior que se reciben por el sistema puerta a puerta.

La semana pasada el BCRA publicó la Comunicación "A" 7535, en la que se estableció que las entidades financieras y los proveedores no financieros de crédito (tanto las empresas no financieras emisoras de tarjetas de crédito y/o compra como los otros proveedores no financieros de crédito) no deberán financiar en cuotas las compras de sus clientes en estos rubros.

La norma incluye a "pasajes al exterior y servicios turísticos en el exterior (tales como alojamiento, alquiler de auto, etc.), ya sea realizadas en forma directa con el prestador del servicio o indirecta, a través de agencias de viajes y/o turismo, plataformas electrónicas u otros intermediarios".

Esta situación fue el puntapié inicial para entablar desde TiempoSur una nueva comunicación con los oferentes y referentes de la Zona Franca, consultando acerca de si esta medida afecta o no al lugar. Francisco Heredia, uno de los referentes del predio, indicó que la ZF no está alcanzada por la medida, porque el lugar trabaja bajo una situación diferente al resto de los free shop.

 

La proyección

Para el 2022 la proyección de la Zona Franca tiene que ver con seguir afianzándose, poder mejorar la cantidad de stock en todos sus locales internos y seguir apostando a ser un nodo de desarrollo comercial. Se esperaba para este año además poder avanzar en la ampliación del predio comercial físico, sumando nuevos módulos y ampliando la oferta. Por ahora habrá que esperar.

Por otra parte, desde Autostore informaron a TiempoSur que no están siendo alcanzados por la nueva medida del BCRA, pero señalaron que la cantidad de ventas se mantiene estable. Remarcaron que la venta en cuotas sigue siendo financiada, con un comercio propio que está “muy bien” y sigue saludable.

De todas maneras, tal como sucedió desde diciembre hasta la fecha, la venta de cubiertas –el rubro más demandado por la calidad y precio- sigue frenado por falta de stock.

El comercio sigue ampliando su oferta y diversificando la temática de los productos, a fin de tener góndolas más completas y poder satisfacer la alta demanda de los compradores.

 

Comité de vigilancia

“Nosotros tenemos que potenciar la Zona Franca de Río Gallegos, nos costó muchos años poder abrirla y cuando lo logramos nos toca un escenario muy complejo con restricciones cambiarias, de divisas, de importaciones, entonces, es importante entender que la estamos construyendo entre todas y todos. Tratemos de sostenerla y busquemos los mecanismos para ayudar y acompañar a nuestros comerciantes, siempre salvaguardando a las y los consumidores”, instó Silvina Córdoba, ministra de Producción en la última reunión del Comité de Vigilancia.