Fútbol

Leo Díaz: de los torneos clandestinos en el Conurbano a las tapas de los diarios

Leo Díaz debutó en el Superclásico y se convirtió en la figura del partido. Oriundo de Lanús, la historia del arquero que hasta Carlos Tévez elogió.

Leo Díaz: de los torneos clandestinos en el Conurbano a las tapas de los diarios
Leo Díaz: de los torneos clandestinos en el Conurbano a las tapas de los diarios
COMPARTÍ ESTA NOTA

Leo Díaz se transformó de manera inesperada en uno de los grandes protagonistas del fin de semana de fútbol, en la que se generó un superclásico inédito que será difícil de olvidar.

Por penales, y con Tevez como figura durante los 90 minutos, el renovado Boca que tiene a Juan Román Riquelme  logró quebrar la racha y dejó afuera al River de  Gallardo después de cinco eliminaciones consecutivas.

Pero a pesar de que la celebración quedó para el lado de los del barrio porteño de La Boca, la historia del arquero juvenil sobresalió y se ganó un lugar en las tapas de los diarios.

Oriundo de Lanús forjó sus primeros pasos en el Club Ateneo para llegar a las infantiles de River con apenas 7 años. Con una altura de 1,80 metros se transformó en habitué de las selecciones juveniles, siendo su buen juego con los pies un rasgo distintivo.

Más allá de las condiciones futbolísticas del joven que ni siquiera había debuto en la Reserva, y no cuenta con un contrato de profesional, lo que llamó la atención de todos fue el temple que Leo Díaz demostró durante el Boca vs River.

Lejos de acobardarse demostró una fuerte personalidad durante el trámite del partido, con buenas intervenciones, siendo sólido y hasta atajando el penal que Edwin Cardona malogró durante la definición.

Tal vez entonces haya que buscar en el pasado reciente de este jugador para entender el porqué de su presente. Contextos, vivencias, que moldearon su manera de ser y afrontar la adversidad.

El arquerito del club de Núñez forjó carácter en los campeonatos de penales que se organizan en barrios marginales del Conurbano bonaerense. Donde las condiciones de seguridad son mínimas, y los premios para los ganadores se miden en miles de pesos.

Cuentan, quienes conocen a Díaz, que ganó más de lo que perdió en estos enfrentamientos desde los 12 pasos. Y que, incluso, llegó a utilizar la ropa de River para hacerse presente en estos campeonatos informales.

“Estoy feliz por la gran actuación que tuvo Leo Díaz en su debut. Lo conozco de pibe y sé de su fuego sagrado y su personalidad”, escribió Ubaldo Matildo Filliol al término del clásico.

Es que el pibe, que tiene al Pato campeón del mundo como su ídolo, fue el gran protagonista del fin de semana. Del Conurbano profundo, a la Bombonera. Del anonimato, a las tapas de los diarios.

Fuente: Radio Mitre

 

COMENTÁ