El "Bautismo " más deseado

Se llama Campoy

Multimedio Tiempo expresó su apoyo desde el primer momento la iniciativa del diputado provincial Daniel Roquel (UCR) que buscaba nombrar la Guardia Pediátrica del nuevo sector del Hospital Regional Río Gallegos como “Dr. Pedro Campoy”. Ayer, en la sesión de la Cámara de Diputados se concretó este gran homenaje en vida.

Gran homenaje en vida al pediatra que por generaciones atiende la salud de los chicos de Río Gallegos. (C. Robledo)
Gran homenaje en vida al pediatra que por generaciones atiende la salud de los chicos de Río Gallegos. (C. Robledo)
COMPARTÍ ESTA NOTA

En Río Gallegos hay muchos apellidos que son resonantes por lo significativo que fue el aporte de esa persona a la comunidad, e indudablemente el Dr. Campoy, pediatra de varias generaciones, es ejemplo de eso.

El siempre vigente Dr. Campoy –impulsado por un proyecto de ley que estimuló el legislador Roquel- le puso nombre a una movida que copó las redes sociales desde principio de año: El bautismo como “Dr. Pedro Campoy” a la recién inaugurada guardia pediátrica del Hospital Regional Río Gallegos.

El Gobierno provincial, a través del Ministerio de Salud y Ambiente y el IDUV, llevó adelante esta obra que se ubica en la planta baja del nosocomio y consta de una superficie aproximada de 270 metros cuadrados. Se creó con el objetivo de optimizar la calidad de los espacios de atención, como así también el cuidado sanitario de los niños y niñas.

Consta de cuatro consultorios comunes, sala de espera, enfermería, shockroom, sala de recuperación, sanitarios destinados a la comunidad y privados para el personal de dicha área pediátrica. Asimismo, cuenta con una circulación técnica propia para los médicos y otra para quienes concurrirán a ser atendidos. Además este espacio de atención tiene conexión directa con el resto del hospital. El monto de inversión fue de $30 millones del fondo UNIRSE.

Vale recordar que el pasado miércoles 20 de enero la gobernadora Alicia Kirchner visitó las instalaciones de la nueva guardia pediátrica del Hospital Regional. Recorrió el lugar y se interiorizó acerca de la atención y el abordaje integral que se brinda a la población pediátrica de la ciudad, como así también de otros puntos de la provincia.

 

La propuesta

El anhelo de los vecinos de nombrar “Dr. Pedro Campoy” a la Guardia Pediátrica del Hospital Regional se materializó en un proyecto de ley en la Cámara de Diputados de la provincia impulsado por el legislador del bloque Nueva Santa Cruz. En un texto de dos artículos propone que se designe con el nombre “Dr. Pedro Campoy Aramaya” a este sector del nosocomio riogalleguense.

El proyecto se fundó en que era oportuno y acertado designar a dicha área con el nombre de “Dr. Pedro Campoy Aramaya” porque el médico hace 50 años que se desempeña en su profesión con dignidad y honestidad en Río Gallegos. Del mismo modo desarrolló y desarrolla sus otras dos pasiones: La música y la magia.  

Fue así que en el día de ayer, presidida por la vicepresidenta 1°, Karina Nieto, se desarrolló la cuarta sesión ordinaria del presente periodo legislativo donde se designó “Dr. Pedro Campoy Aramaya” a la Guardia Pediátrica del Hospital Regional y efectuaron un reconocimiento al médico quien se acercó al recinto legislativo.

“Logramos que el área de pediatría del Hospital Regional lleve merecidamente el nombre del Dr. Campoy”, sostuvo el Diputado Provincial una vez finalizada la sesión. En este marco recordó que el año pasado presentó este proyecto y por suerte se consiguió este merecido reconocimiento al Dr. Campoy, “quien es un gran ejemplo de nuestra ciudad y nuestra provincia”.

Prosiguió indicando: “El Dr. Campoy es una persona íntegra y llena de valores que ha entregado su vida por nuestra comunidad, cuidando y protegiendo lo más valioso que tenemos, que son los niños”. Y añadió: “Dentro de todo el dolor que hoy están atravesando nuestros vecinos por la pandemia, este reconocimiento también es un mimo para todo el personal del sistema sanitario que se encuentra dando batalla a este virus en la primera línea desde hace más de un año.

Este proyecto es para el Doctor y para todos los que luchan día a día, dando lo mejor de sí, por el desarrollo y el crecimiento de nuestra provincia”.

 

Bio

El Dr. Pedro Campoy Aramaya es médico pediatra, mago y músico, nació el 2 de julio de 1939 en Villazón (Bolivia). Luego de graduarse de bachiller en el colegio Sagrado Corazón de Jesús en la ciudad de Sucre se trasladó a la ciudad de La Plata en nuestro país con el fin de cursar sus estudios universitarios en la Universidad Nacional de La Plata. En el año 1970 egresó con el título de médico, realizando una residencia en pediatría en el Hospital de Niños Sor María Ludovica de esa misma ciudad.

Realizó prácticas profesionales en las localidades bonaerenses de Berisso y Luján. Pasados tres años y tras recibir una propuesta para trabajar en la Patagonia, específicamente en nuestra ciudad capital, en 1973 echó raíces en esta tierra donde la gente y especialmente sus pacientes lo adoptaron con amor y calidez, algo que él daba en forma cotidiana en su consultorio y en cada lugar donde le tocaba ejercer su profesión.

“Mis padres me mantuvieron hasta tercer año porque después de ese año de cursada había una práctica que ahora no se da más: Practicante menor y practicante mayor, donde te mandaban a todos los hospitales de la Provincia de Buenos Aires. Eso se daba de acuerdo al promedio. Yo hice la menor en el Hospital de Berisso y la mayor en Luján”, recordó.

“Luego eso desapareció y se comenzaron las residencias médicas. Yo fui la segunda camada de residentes; y fue la mejor parte de mi vida estando en el hospital. Estuve al lado de grandes compañeros”.

El Dr. Campoy, hace décadas que se desempeña en su profesión con dignidad y honestidad en Río Gallegos. Del mismo modo, otra de sus grandes pasiones, como es la música, lo llevó a grabar distintos discos; y con la magia logró cosechar anécdotas de todo tipo donde supo estar.

Sobre su pasión, la música, Campoy contó: “Cuando estaba en el Hospital de Niños tenía mi guitarra, pero en mi casa me dijeron: ¡No vaya a tocar cuando vaya, sea más serio!”, precisó.

“Yo quiero un hospital-escuela, bien equipado; a mí me han salvado muchos chicos en el hospital. Hay un cirujano, el Dr. Roldán, que me salvó varios chicos. Yo siempre tuve muy buena relación con todos los médicos”.

En su libro “Memorias de un pediatra en la Patagonia” cuenta su historia desde los orígenes, hombre que supo ganar el respeto y el corazón de sus pacientes y vecinos. De nacionalidad boliviana, el pediatra considera a la Argentina su segunda Patria.

Sus memorias se contextualizan históricamente en momentos de su infancia, su realidad social, el esfuerzo de su familia, anécdotas y dificultades. Repasa su arribo a la capital de Santa Cruz, recordando a quienes lo recibieron de una forma muy especial, sin olvidar los nombres de quienes lo esperaban en la ciudad cordial; y haciendo mención constante a su idiosincrasia. Los grandes maestros que lo guiaron, los avances de la medicina, los tratamientos que aconsejó a pacientes y la tenacidad con la que confió siempre en su ojo clínico.

Todos estos aspectos y más, se pueden encontrar en este libro que habla de él, pero también de Río Gallegos y sus vecinos. “Ha sido un éxito mi vida en esta ciudad”, concluyó.

COMENTÁ