Covid pediátrico

La tercera ola también afecta a los más pequeños

Este nuevo contexto sanitario ha derivado en que los hospitales del país informen cada vez más pacientes menores internados por covid, aunque rescatan que con cuadros mayormente leves. Al gobierno nacional le preocupa el bajo porcentaje de niños vacunados. TiempoSur dialogó con Gabriela Tapponier, integrante del comité de infectología de la Sociedad Argentina de Pediatría.

La tercera ola también afecta a los más pequeños
La tercera ola también afecta a los más pequeños
COMPARTÍ ESTA NOTA

Si bien la niñez no es el grupo de población más afectado en términos de salud, hay un conjunto de efectos colaterales que los impactan especialmente en dimensiones como educación, nutrición, salud física y mental, ocio y recreación, protección, entre otras. Esto ha sido lo expuesto por los profesionales pediátricos a lo largo de casi dos años de pandemia, aunque hoy con un contexto sanitario diferente. En este sentido, y en primer término, la médica pediatra integrante del comité de infectología de la SAP, remarcó que durante “a diferencia de la primera parte de la pandemia, en esta etapa, ha habido una vuelta a la sociabilización de los chicos, por lo que hay un aumento tan importante de casos también en pacientes pediátricos, aunque desde el comienzo tuvimos niños con covid”.

Ómicron se encarga de batir todos los records y, aunque algunos especialistas insisten en que se trata de una “variante más leve”, lo cierto es que con la cantidad de infecciones que ocasiona, la presión sobre el sistema sanitario ya comienza a sentirse de cualquier manera, ya que son niños que necesitan del seguimiento de profesionales que han transitado a pandemia desde hace 2 años y aun hoy atienden pacientes internados en las terapias.

La situación de los más pequeños está en la agenda del gobierno nacional, sin ir más lejos, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, se reunió en el día de ayer con especialistas de la SAP para analizar un escenario que genera inquietud: el 57% de los niños en Argentina aún no tienen las dos dosis de vacunas contra el coronavirus, y si bien, por ejemplo, el Estado central no evalúa pedir pase sanitario en las escuelas, si busca que el 70% de los chicos esté vacunado para el regreso a clases. Un tema no menor.  

Tapponier remarcó que “entre los más pequeños presentan fiebre, congestión de vías aéreas leves, son pacientes que se pueden manejar de forma ambulatoria, aunque si pasa en pacientes con factores de riesgo quizás el curso pueda ser diferente y se requiera de otros cuidados”, y continuó: “En los chicos más grande es más fácil, porque lo expresan, pero en los pacientes más pequeños, al no referir, uno debe estar atento al rechazo del alimento, respiración agitada, fiebre, son signos de alarma como para consultar, como si una congestión leve de vías aéreas superiores”.

Consultada sobre una opinión respecto al panorama en el corto plazo, la médica respondió: “Tenemos que trabajar en los que no están vacunados en que los todavía no iniciaron el esquema, lo hagan. Los que tengan dada la primera dosis debemos trabajar en que completen el esquema y después veremos cómo será el refuerzo. En pediatría estamos todavía en los albores de eso. Tenemos que trabajar en que los papas lleven a los chicos a vacunar”.

“Si bien el sistema de salud no está tensionado, hay pacientes internados en las terapias y lo que se ve es que sin vacunas. Entonces más allá de la pediatría hay que recordar que la vacunación en el adulto, si bien la vacuna no previene el contagio, sinos cuida en la enfermedad y de la muerte. La mejor manera de cuidar a los más chicos es vacunando a los hermanos, los adultos”.

COMENTÁ