Ante ola de covid-19

El pedido de paciencia y el “no viajar con síntomas” por parte de funcionarios chilenos de la aduana

“El turista deberá esperar porque está en juego la salud”, dijo a TiempoSur Claudio Alvaradejo, funcionario de la Aduana y secretario del gremio de Aduana de Punta Arenas. Adelantó que, si el gobierno chileno elimina la realización del test de antígenos a los turistas, irán al paro. La espera puede alcanzar las dos o tres horas.

La frontera del lado chileno, ya funciona normalmente. (Foto: El Pingüino)
La frontera del lado chileno, ya funciona normalmente. (Foto: El Pingüino)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Siete personas, entre funcionarios de la aduana chilena y policías de Investigaciones (PDI) dieron positivo por COVID-19 y el día lunes, provocó el cierre, durante algunas horas, de los pasos fronterizos San Sebastián en Tierra del Fuego, y Monte Aymond, cercano a Río Gallegos.

Lo sucedido no fue extraño en el medio de una pandemia que transita una nueva ola por coronavirus mundial, ya la tercera en Argentina, y cuyo aumento de casos es exponencial en ambos lados de la cordillera.

Ayer en la Región de Magallanes se reportaron 270 nuevos casos, donde 165 notificaciones son de Punta Arenas, 19 de Natales, cinco de Porvenir, una de Primavera, una de Cabo de Hornos, una de Torres del Paine y 78 reportadas por laboratorios.

Del total de nuevos casos, hay 167 que son sintomáticos, 25 son asintomáticos y 70 son confirmados por antígeno. Ellos se añaden a los 1890 casos activos confirmados, con una tasa de incidencia de activos de 1043, informó el diario El Pingüino.

Por eso, no sería extraño que vuelvan a detectarse contagios en la frontera.

“Los contagios han ido en aumento día tras día, y tanto es así que el sindicato de la Aduana amenazó con un paro, porque la autoridad sanitaria chilena había eliminado los exámenes con antígenos que se realizan en la frontera”, contó a TiempoSur, Claudio Alvaradejo, funcionario de la Aduana, quien también es secretario del gremio de Aduana de Punta Arenas.

Así el gremio aduanero exigió la continuidad de testeos, debido a la gran cantidad de personas que pasan por la frontera y por ende exposición de los trabajadores.

“El tránsito de vehículos es grande, se hizo la exigencia y se concretó, y está más tranquila la frontera”, sostuvo.

Si no había controles, existirían “cero contagios” y se buscaría extender el horario de atención de los pasos fronterizos, cuando en realidad, para Alvaradejo, deberían acortarse.

“Estamos en contra de extender los horarios mientras no bajen los contagios tanto del lado argentino como chileno”, advirtió.

Los horarios de atención son de 8:00 a 17:00; hasta las 22:00 está abierta la frontera para quienes ingresan a las 17:00.

La espera de dos y tres horas en la frontera producto de los controles administrativos y realización de testeos son inevitables. También existe un horario de sanitización de los espacios cerrados.

“La atención es más lenta, se debe esperar más tiempo para ingresar porque así lo amerita la situación. Así que el turista deberá esperar porque está en juego la salud, y no sólo del turista, sino de los funcionarios de la aduana y por eso existen estas medidas preventivas que, si las quieren eliminar, iremos a un paro en la frontera”, recalcó.

 

Recomendación

El funcionario insistió que es fundamental que el turista comprenda “esta situación para cuidar la salud”, y que “si eso significa estar dos o tres horas en la frontera, deberá estar, y si se enoja, deberá volverse a su casa”.

Alvaradejo describió que existe mucha impaciencia en las personas, y que desde el lado chileno recomiendan a sus connacionales que viajen “con toda la paciencia del mundo porque se deben tomar las medidas del protocolo”.

Al viajante argentino, le recomendó llevar toda la documentación que se solicita, como el PCR con 72 horas de antelación, vacunación, seguro internacional, pero sobre todo, advirtió que “si tiene síntomas, como los establecidos a nivel mundial, no viaje”. “He visto en la frontera a muchas personas con síntomas y esa gente no debe viajar, es tan simple como eso”, recalcó.

Abundó que se debe tener en cuenta que antes eran tres los pasos para cruzar la frontera, pero que ahora se añadió la autoridad sanitaria.

“El virus no hace diferencia entre el chileno o argentino y por eso debemos cuidarnos, usar las mascarillas y distancia social. Imagínese si se contagian los funcionarios, se debe cerrar el lugar sanitizar y esperar el relevo. Por eso son importantes las medidas y armarse de paciencia”, indicó.

El funcionario espera que esta temporada transcurra de este modo, pero bregó para que en la próxima “haya más libertad en la frontera”.

 

Autos

“Solo el día domingo salieron por el paso fronterizo de San Sebastián 249 vehículos particulares y una cantidad similar salieron desde Monte Aymond. Eso representa un movimiento considerable, y es necesario estar permanentemente vigilante para que este tránsito de gente no se transforme en un vector de contagio”, indicó Eduardo Vidal, presidente regional de la Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas de Chile (Anfach).

El funcionario contó que, ante el cierre de la frontera por los contagios, la cual ya opera normalmente, se procedió a hablar con los directores de servicio afectados y a efectuar los cambios de personal pertinente. Asimismo, se determinó que dicho personal, al momento de iniciar sus turnos, se realice un testeo para determinar el lugar del contagio.

“Una de las medidas más importantes es que como son los funcionarios los que se contagiaron, ya se protocolizó que, en el ingreso de ellos al cambio de rol, tanto en Monte Aymond como en San Sebastián, que sean testados”, señaló la delegada presidencial regional (s), Margarita Norambuena.

 

COMENTÁ