Salud mental en pandemia

A quién llamar cuando necesitas hablar

Existe una línea para acompañar a las personas afectadas por el aislamiento, pero en Santa Cruz hay dos líneas telefónicas que si bien están destinadas para asistir al suicida, también recibe llamados de gente que sencillamente está mal y solo necesita estar contenida.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Profesionales advirtieron que las secuelas, de todo tipo, física y de salud mental, se verán reflejadas durante el 2021.

La cuarentena de Argentina, de las más largas del mundo, traerá aparejado, ya se ven sus consecuencias, problemas  sobre todo en salud mental.

La OMS dispuso una serie de recomendaciones para sobrellevar el aislamiento, y el Gobierno nacional el pasado 10 de octubre, a días del Día Mundial y Nacional de la Salud Mental, puso en marcha una línea de asistencia

enmarcada en el Plan de Acción para la Construcción de una Red Nacional de Respuesta en Salud Mental y Apoyo Psicosocial frente a Emergencias y Desastres.

Este dispositivo se denomina ACOMPAÑAR SALUD MENTAL, con una línea atendida por profesionales entrenados -0800 222 1002 opción 6-, que busca “reforzar el apoyo y acompañamiento a la población”.

Pero otra línea, que comenzó a operar concretamente justo antes de la pandemia, también brinda contención telefónica en Santa Cruz.

Se trata de las líneas de la Fundación “Un día a la vez”, situada en El Calafate, que si bien está destinada principalmente a personas con ideación suicida, recibe muchos llamados de personas que transitan otros tipos de patologías y que a veces, en realidad solo necesitan hablar con alguien.

La ONG se financia con sus socios y cuenta ahora con el padrinazgo de la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo. Este año esperan inaugurar sus instalaciones, de la fundación que dirige el licenciado Oscar Berón.

TS: Este año, dicen los especialistas, se verán las secuelas, de todo tipo, de lo padecido en 2020, pero sobre todo en lo que concierne a salud mental.

Oscar Berón: Si, este año se verán las secuelas de un 2020 que fue muy duro para mucha gente y se reflejará todo lo que se perdió. Pero nosotros recibimos llamados 

de gente con preocupaciones que son generales: la economía es una de las más grandes por  la estabilidad laboral que no está firme en casi ningún lado, y el miedo de volver a fase 1 teniendo en cuenta los números de contagios. Escuché a un Ministro decir que esto no sucederá y es positivo que lo diga.

 

-En los llamados, sale ese interrogante sobre cómo seguirá la situación.

Es una línea de contención y atención, si bien mi especialidad es la suicidología y de la ONG también, hay gente que se dedica a otras áreas, como Guillermo Coronel, director ejecutivo de la fundación.

 

-¿Hay gente que llama solo para hablar con alguien?

En muchos llamados lo primero que dicen es “no me quiero suicidar, solo estoy mal y necesito hablar con alguien”. Es producto de la falta de contención que tienen muchas personas y buscan esa contención en una línea, en donde del otro lado hay una persona que no conocen y por eso es mucho más fácil. Eso está perfecto, porque también para eso creamos estas dos líneas, para una persona que está en un estado en el cual necesita un desahogo y uno pueda decir y hacer lo que siente. Esa es la idea: una ayuda en el momento en el que uno lo necesita.

 

-¿Esperan tener más llamados este año?

Después del verano, entrando el invierno, será el pico más alto de llamados creemos nosotros. Será cuando la gente más va a necesitar ayuda y es en donde más se verán las secuelas lamentablemente.

 

-¿Qué se le puede recomendar a un familiar, amigo o conocido de una persona que transita una situación así? (Hay una gran cantidad de patologías)

Uno lo que siempre tiene que hacer es no prometer cosas a una persona en crisis. Eso se hace a veces con tal de ayudarla a salir de ese estado, pero no debe hacerse porque si no será un martirio cuando no se cumpla, por eso no hay que prometer algo que no se podrá lograr, eso es súper importante. Después la contención es tan importante como eso, el acompañamiento, porque uno ve y entiende que muchas veces el familiar se cansa de determinada situación, por eso hay que insistir en el apoyo y lo que hay que hacer es nunca bajar los brazos. Es complicado porque uno llega a un momento en el cual quiere desertar de esa misión de sacar adelante a un familiar o amigo, porque es un proceso largo y difícil.

 

-Otra recomendación ¿es buscar además ayuda profesional? Es decir, de manera presencial.

Una de las cosas que preguntamos siempre es si está recibiendo tratamiento con algún profesional, sea psicólogo o psiquiatra, y si no tiene esa asistencia, se inicia un tratamiento con la Fundación y lo alentamos paralelamente a llevar un tratamiento con otro profesional. Si no lo consigue, tratamos se pueda conseguir ayuda. De hecho nuestro trabajo es más fácil cuando se trabaja en conjunto  con otro profesional y además es más rápido y fluido, porque la terapia es más efectiva incluso.

Líneas para asistencia al suicida que funciona las 24 horas:

- Línea fija: 02902 498233

-Celular: 2966 447830

COMENTÁ