Tensión

Violencia en el Municipio: Amenazaron de muerte a Grasso y a su familia

El gremio de los choferes se manifestó ayer en el Palacio Comunal. Metieron gomas al nuevo sector del mismo. Agredieron al Intendente y amenazaron con "meterle bala".

Manifestantes de UTA ayer en la Municipalidad.
Manifestantes de UTA ayer en la Municipalidad.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer se vivió una tensa situación en el Municipio de Río Gallegos, en el marco de una protesta sindical de la UTA. Los choferes que prestan servicio en el transporte público de Río Gallegos se presentaron en el lugar e ingresaron cubiertas en la entrada del sector de recaudaciones, mientras se estaban realizando los cobros diarios. Posteriormente y debido a la creciente violencia, las mujeres que se encontraban atendiendo fueron a buscar al intendente Pablo Grasso. Tras esto, el Jefe Comunal buscó el diálogo con los gremialistas, aunque la escalada de tensión a esta altura ya era irrecuperable. Grasso tras esto denunció que fue amenazado de muerte él y su familia, ya que uno de los sujetos lo increpó y le aseguró "meterle bala".

"No son los trabajadores, es la fuerza de choque del sindicato. Hay trabajadores acompañando, pero nosotros pagamos el salario, les pagamos por intermedio del Ministerio de Trabajo" aclaró el Intendente en diálogo con TiempoSur.

"Recién terminamos la audiencia con el abandono de Maxia y hoy es esto, han entrando de forma violenta, empujando abuelos, tirando cubiertas. Pensaron que iban a prender fuego con ellas adentro, como las viejas épocas del patoterismo sindical", lamentó Grasso.

En este sentido el Intendente continuó: "Empezamos a discutir, sobre cuál era el motivo para maltratar a los vecinos de la ciudad. En Caleta Olivia les pagan un subsidio y nosotros el sueldo. Acá están, no únicamente me quisieron pegar, sino que me amenazaron con balas y atacar a mi familia” y agregó “yo siempre dije que los voy a atender a todos, pero si uno no sabe qué es lo que quieren, vienen a la puerta de la Municipalidad, cierran la parte de recaudaciones, y saben que nosotros estamos en rojo, violentan; en donde un sindicato privado intervenga lo público. No tiene gollete. Es una pena, porque la gente no tiene la culpa".

Además, el Intendente manifestó que los que estuvieron realizando disturbios ya han sido denunciados. "Hacemos una reflexión. Estamos en medio de la pandemia, controlando y se juntan para un agravio político. No tengo problema de comerme este tipo de aprietes, pero tratemos de colaborar en los tiempos que vienen".

"¿Qué quieren? Porque reclamar algo de esta forma debe haber algún pedido. La mitad de los que están ahí no son empleados" se cuestionó Grasso.

 

Obras polémicas

En el marco de la presentación del Consejo Consultivo del Plan Estratégico de Obra Pública Municipal, el intendente Pablo Grasso hizo referencia a la judicialización de la obra del Centro de Monitoreo afirmando que “nos llama la atención que, habiendo acceso a la información pública, en vez de mandar una nota preguntando algo al Ejecutivo Municipal, judicializan la política como si nosotros tuviéramos que politizar la justicia”.

"Es mejor discutir de lo que se hace y no de lo que no. En la estación de servicio agarraron a uno que filmaba a una nena. Nosotros discutimos el centro de monitoreo. El lugar lo cambiamos no hay problema. Como no discutimos las cosas para hacer" dijo Grasso.

"Damos un ejemplo: Estamos adheridos al acceso a la información pública, tras los pedidos de Marinkovic, que se convirtió en el gestor de la UCR" alertó.

Grasso lamentó que “una buena iniciativa como tener un centro de monitoreo en Río Gallegos se transformó en una discusión política, entonces voy a solicitar a este Consejo Consultivo que discutamos ese punto, porque tenemos todos los papeles en regla, tenemos el informe de impacto ambiental y todo lo necesario para cumplir con la obra en el lugar”. Más allá de eso, “si decide el consejo consultivo cambiar el lugar, lo cambiamos, pero que sea una decisión de todos”, resaltó.

Continuando, el Intendente manifestó que “tenemos que pensar en propuestas superadoras y no poner palos en la rueda, tenemos que seguir pensando una ciudad con progreso y poder escuchar a todos y cuando tengamos que discutir política lo vamos a hacer, porque nos preparamos para discutir, gobernar y resolver el problema que tiene la gente, en ese objetivo estamos, con esa decisión vamos a seguir y no me preocupa seguir cambiando de lugar una obra determinada, lo que me preocupa es que no entiendan que debemos tener obras importantes, que generen un gran sentido de pertenencia a nuestra ciudad y no que algunos vivos apunten con el dedo escondiéndose debajo de la UCR o de Cambiemos cuando lo único que hicieron fue postergar el crecimiento durante mucho tiempo”.

COMENTÁ