Política Nacional

¿Macri se equivocó o acertó?

Seis escenas de la visita del ex presidente Mauricio Macri a los estudios de Canal 13

COMPARTÍ ESTA NOTA

Por Mariano Tagliotti

1-LO QUE PROMETIÓ Y LO QUE PUDO CUMPLIR

Es evidente que se encuentra cómodo, en su salsa. A los 62 años, recientemente vacunado en Miami (a pesar de su promesa de no hacerlo hasta que sea inoculado el último esencial argentino), Mauricio Macri Blanco Villegas se apersona para hablar de su vida y su accionar político en los estudios de televisión del Grupo Clarín. La excusa es la presentación de su libro, Primer Tiempo, un balance de gestión donde ya desde el título avisa de que volverá a presentarse como candidato a la primera magistratura.

Esgrime una autocrítica. Hace un recorrido donde explica qué sucedió entre los bailes de festejo con Gilda a puro volumen, los globos alborozados en manos del Mago sin Dientes, las promesas de “Cambio”, “Revolución de la Alegría”, “Pobreza Cero” y “Lluvia de Inversiones” y lo que finalmente se terminó consolidando: explosión tarifaria en vez del necesario ajuste de sintonía, endeudamiento brutal, dólar desencadenado y derrota electoral, la primera vez en la historia de Latinoamérica que un oficialismo es derrotado en primera vuelta, a pesar de la excelencia en las relaciones exteriores (“pusieron, nos prestaron mucha plata” Macri, La Noche de Mirtha, 29 de mayo 2021).

2-SU DEVENIR EN EL POST-PODER

Hoy, según su propia confesión mientras prueba las delicias de la Chef Jimena Monteverde, los días del Macri ciudadano no son muy distantes a los de su época como gobernante (“a las siete de la tarde me encerraba en Olivos a ver Netflix y me olvidaba de todo hasta el otro día”). Una confesión que no sorprendió a propios, pero sí a extraños, debido a la cantidad de crisis cambiarias que su presidencia debió atravesar, las cuales se suponía en un trabajo tan exigente como el de un presidente requieren disponibilidad horaria total.

“El peronismo está secuestrado por el kirchnerismo”, repite a quien lo quiera escuchar. Alterna viajes por el mundo en relación a su trabajo en FIFA, con disfrutar de la familia, jugar paddle y scrabble, descansar en su quinta de Los Abrojos, recibir y visitar dirigentes de su espacio (se ha recluido en el ala dura del PRO, en los más cercanos a Fernando Adolfo Iglesias y Patricia Bullrich). Le ha llevado una buena cantidad de carga horaria el plasmar y escribir en colaboración a Pablo Avelluto su biografía del poder. Hoy se encuentra distanciado con Durán Barba (que volvió a Ecuador) y especialmente con Elisa Carrió, que confesó que no volvería a votarlo y que carece de autoridad moral aquel líder que prometiendo no vacunarse lo hace intempestivamente viajando a un país extranjero. La respuesta de Macri fue confesar que “pagó su vacuna”, lo cual está prohibido en todos los países del mundo, ya que no hay mercado privado de las mismas y son manejadas por los estados nacionales.

3-LIBROS AL RESPECTO

El libro de su pariente de sangre Mariano fue devastador para su imagen. Se titula “Hermano”, y ha sido best-seller en Argentina.

Escrito en colaboración con el periodista Santiago O’Donnell, en el mismo describe a Mauricio como un ser “frío, con poca capacidad empática”, en más de 200 páginas relata “que siendo presidente su hermano Mauricio usó a su otro hermano Gianfranco como testaferro en el negocio de las energías renovables. También, que durante la gestión de su hermano la Casa Rosada presionó a una firma española para que venda barato unos parques eólicos a empresas vinculadas a Gianfranco y al holding de los Macri”.

Se reitera uno de los grandes problemas del Mauricio empresario, del Mauricio político, del Mauricio familiar. Las críticas más duras, más certeras, vienen siempre del círculo íntimo. Su padre, su hermano Mariano, sus hermanas, cuñados. Es el frente que históricamente más le ha costado controlar. Juana Viale intenta llevarlo un poco al tema, deslizar la cuestión, y el ex gerente de SOCMA hábilmente gambetea la cuestión como un Beto Márcico en su mejor momento.

4-FMI, LA GRAN DEUDA

Donde flaquea, donde duda, allí donde habla con pocos datos concretos, frases hechas y cálculos de sobremesa, es en la cuestión de la deuda externa. Se le atraganta la carne mechada con finas hierbas más puré de calabaza.

La conductora Juana Viale lo lleva despacio, como entre una ladera y el peligro de caer a un río tumultuoso, en un acompañamiento disociado a toda práctica sensata del periodismo que se pueda encontrar hasta en los cursos online. Un entrevistador avezado no intenta caerle bien a un interlocutor, ni salvarlo de equivocarse; la función de un periodista es incomodar, cuestionar, lograr escudriñar en la verdad. La materia deuda, y en especial el empréstito con el FMI (el mayor préstamo en menor tiempo aprobado en toda la historia del capitalismo), se toca sobre puntillas, con esmerado cuidado por cada artículo pronunciado…

Se queda el televidente con las ganas de escuchar preguntas del tenor de ¿por qué tomó su gobierno tanta deuda?, ¿es verdad que se fugó la mayoría de los capitales a través de sus empresarios amigos, como denunció en el debate presidencial de 2019 el hoy mandatario Alberto Fernández? ¿por qué con tanto dinero no se emprendió un plan de obra pública trascendental que cambie el futuro del país? A cambio de eso, vaguedades, comparaciones, frases armadas que suenan a poco. Macri habla de que la Argentina es una “fábrica de pobres”, y no existe la repregunta sobre si ayuda a esa dinámica el endeudamiento a cien años…

Quedan en el recuerdo las apariciones del luego ministro de Economía de Cambiemos, Nicolás Dujovne, en su función de panelista de TN (su trabajo anterior), con carteles escritos pidiendo por favor que Argentina no volviese al Fondo Monetario Internacional, en un ruego finalmente desoído cuando le tocó comandar los destinos de las finanzas del país.

 

5-LA VISIÓN EXTERIOR Y EL PREMIO EN FUNDACIÓN FIFA

Una de las multinacionales más cuestionadas del planeta es la todopoderosa FIFA, a cargo del negocio del fútbol, con dirigentes investigados por el FBI americano, que encarceló al zar televisivo argentino Burzaco por coimas en la negociación de contratos. Las acusaciones: lavado de activos, fuga de capitales, corrupción, conflicto de intereses, estafa. Allí desembocó el ex presidente Macri, a cargo del ala solidaria de la organización, la Fundación FIFA, a meses de cumplir el mandato encomendado por sus compatriotas (2015-2019).

Los beneficios son abundantes; viajar por todo el globo con inmunidad diplomática (la FIFA es un país más a niveles de inmunidad legal), la posibilidad de eventos y fotos en donaciones junto a las máximas estrellas deportivas (Messi, Cristiano, Haaland, Mbappé), un sueldo fijo en dólares jugoso y apetecible. Todo ganancia. A esos picos de nivel de poder y exposición mundial sólo acceden políticos con una relación fluida y consolidada con los Establishment.

Es evidente que en algunos sectores, algunas mesas donde realmente se corta el bacalao, hay niveles empresariales y gubernamentales que han quedado por demás satisfechos con la gestión presidencial del ingeniero Mauricio Macri. Que las mismas se encuentren en la sede central de la FIFA en Suiza, confirma el dato de que a nivel foráneo no hay dudas de una gestión aprobada. Las urnas en Argentina dijeron notoriamente lo contrario.

6-CAPITAL POLÍTICO Y CONOCIMIENTO PATAGÓNICO

Dónde es fuerte Macri? En qué zonas del país, en qué estratos sociales conserva un importante caudal de votos? Quiénes son hoy sus socios patagónicos en el esquema de proyección de poder?

Nuestra región es difícil de abarcar para la comprensión del ingeniero tandilense. Son legendarias sus declaraciones sobre “el calefaccionamiento de las veredas” en las ciudades del Sur. La ha recorrido poco, la conoce poco, más allá de vacacionar entre cuatro y cinco veces al año en la zona de Villa La Angostura. Desde su espacio nacional surgió la ocurrente idea, a través de la presidenta del espacio Patricia Bullrich, de entregar las Malvinas a Pfizer declarándolo en una entrevista televisiva, para dolor e indignación del patagónico en general, sensible por cercanía e historia a toda cuestión de soberanía territorial sobre las perlas usurpadas del Atlántico Sur.

El macrismo es muy fuerte en tres provincias, Córdoba (la niña de sus ojos, la de los resultados avasallantes), Santa Fe (más específicamente zona sur, y en particular la ruralidad relacionada a la soja) y la pujante y productiva Mendoza. Su origen, principio y posiblemente final de ciclo cuando se agoten sus reservas, se halla en la Capital Federal, con índices cercanos a la unanimidad en los sectores ABC1 de la población en términos económicos.

Los referentes provinciales, más allá de la “gestión fantasma” de la interventora del PRO Silvina Giúdici (a la cual se ha visto poco en las calles de la Capital santacruceña, imaginándose difícil su conocimiento de localidades del interior como Gregores o Perito Moreno), siguen siendo Eduardo Costa (de amistad personal) y la multifacética Roxana Reyes. Son ellos los de relación fluída, trato directo y los depositarios de la esperanza cambiemita. Otros radicales, como Fadul o Roquel, no quieren ningún tipo de asociación al ex gobernante que muchos santacruceños relacionan a una época que movilizó esperanzas y terminó en desencantos.

COMENTÁ