Proyecto

Los errores que Tucu-Tucu no debe cometer

El futuro nuevo pueblo de Santa Cruz tiene un camino trazado. Con El Chaltén como espejo y experiencia, cuáles son las cuestiones que no se deben volver a cometer en la edificación de una nueva localidad.

Tucu-Tucu avanza a ser un nuevo pueblo.
Tucu-Tucu avanza a ser un nuevo pueblo.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El proyecto de creación de una nueva localidad en Santa Cruz, Tucu-Tucu, viene siendo tratado en la Cámara de Diputados desde hace meses. Si bien ya cuenta con despachos favorables de algunas comisiones y hubo una visita clave días atrás en la zona por parte de los legisladores, será junio un mes clave para la iniciativa. Tendrá la misión de no cometer los mismos errores que las edificaciones de otros puntos urbanos, tales como El Chaltén. Hay cuestiones que Tucu-Tucu está a tiempo de resolver, planificar y proyectar para que, a futuro, en caso de aprobarse y avanzar con la creación del pueblo, sus futuros habitantes no tengan problemas. Si bien El Chaltén es el antecedente más próximo y el que sirve como espejo, hay cuestiones de Río Gallegos que pueden servir para anotar.

La concreción de este proyecto permitirá potenciar las bondades de la zona, permitiendo el desarrollo sustentable de Tucu-Tucu y la generación de un futuro de un corredor turístico de similares características al de la Ruta Provincial N°41. Como ha manifestado la gobernadora Alicia Kirchner, en el marco de los 60 años de vida institucional de la provincia, el estado santacruceño sigue articulando sus acciones en relación a los cuatro ejes: soberanía, identidad, trabajo y futuro.

La posibilidad de dotar de recursos que permitan el desarrollo de la zona establece posibilidades de trabajo, en el marco de la soberanía territorial, fortaleciendo la identidad y permitiendo pensar en un futuro prometedor para Tucu Tucu.

 

Usurpaciones y terrenos

Durante el fin de semana una serie de ocupaciones de terrenos volvieron a poner en evidencia la situación habitacional en El Chaltén. La población del lugar exige que se haga la repartición de terrenos. Tras esto y no recibir respuestas por parte de la Municipalidad, decidieron usurpar terrenos de un predio. Ahora esto servirá una vez más para poner como ejemplo en la localidad acerca de la planificación territorial. Tucu-Tucu debe tener una proyección de ordenanza acerca de los terrenos dedicados a la urbanización y pensar desde el vamos cómo se repartirán las tierras. Con el caso de Río Gallegos también se podrían tomar algunas cuestiones en cuenta. Hay que señalar que década y media atrás, con la venta de lotes en sectores conocidos hoy como el San Benito o diferentes barrios emergentes, la ciudad empezó a crecer sin planificación. Esto derivó en que el Estado tardó en dar respuesta a las necesidades habitacionales de las familias que fueron conformando esta nueva ala de la capital santacruceña. Si bien la compra-venta de terrenos en ese caso se dio de manera privada, lo cierto es que fue el Estado quien debió buscar soluciones décadas después para las familias que hoy residen allí.

 

 

Servicios

Otro de los problemas que tienen los barrios emergentes y las nuevas poblaciones son los servicios. Sin una proyección ordenada del crecimiento, donde primero se establezcan prioridades y cuestiones a resolver antes de empezar a poblar, volverá a pasar lo de siempre. Se deben generar espacios de discusión y encuentro acerca de los tendidos eléctricos, cloacales, de gas y agua. Antes de la futura población del sector rural –que hoy por hoy se ve a lustros de distancia-, las autoridades deben empezar a pensar un esquema de trabajo que resuelva estas inquietudes. ¿Cuántos barrios? ¿Cuánta gente por manzana? ¿Quiénes pueden empezar a vivir en Tucu-Tucu? ¿Qué es lo primero que deben resolver antes que se instale la primera barriada? Preguntas que irán respondiéndose con los años en caso que la cuestión legislativa avance.

 

¿Por qué Tucu-Tucu?

En los argumentos de la normativa que sigue en comisiones y espera avanzar antes de mediados de año, señalan que "vemos necesario ubicarnos geográficamente, teniendo en cuenta por un lado que en la misma latitud del lado chileno existe desde hace varias décadas un poblado permanente ubicado a pocos kilómetros del límite de frontera, Villa O´Higgins, emplazado a orillas del brazo oriental del Lago San Martín - O´Higgins. El Tucu-Tucu es una región ubicada a 60 kilómetros de Las Horquetas, intersección de la Ruta Nacional N°40 y la Ruta Provincial N°35, habiéndose trasformado en una zona turística por excelencia, muy distante de cualquier otro centro poblado. En efecto desde Lago Posadas a El Chaltén no hay asentamiento poblacional alguno".

"Estas características definen a la zona del Tucu-Tucu como la indicada para ejercer soberanía territorial, económica y política para todas las santacruceñas y santacruceños no sólo como decisión política únicamente destinada a la custodia de los límites de nuestro territorio, sino como un proceso de reafirmación de la nuestra identidad, lo que implica además de habitar un espacio determinado, la participación de una comunidad en la que se promueven o solidifican los vínculos entre los ciudadanos y el Estado", remarcan.

COMENTÁ