Contra Zeidán

La crítica a un precandidato de la oposición, pero también a la Intervención actual

Luis Avendaño, secretario general de Luz y Fuerza, recordó la gestión de Omar Zeidán, quien será precandidato a diputado nacional. Pero al mismo tiempo, reclamó por los bajos salarios de los trabajadores de YCRT, los que están en una “situación crítica”.

Zeidán reclamó por los bajos salarios de los trabajadores de YCRT.
Zeidán reclamó por los bajos salarios de los trabajadores de YCRT.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Omar Zeidán, ex concejal y ex candidato a Intendente de Río Turbio, será precandidato de la oposición -con el apoyo del vice de la UCR, Alberto Lozano y Roberto Giubetich- con el objeto de luego ser la propuesta para ocupar una de las tres bancas del Congreso que renovará Santa Cruz.

Pero el paso de Omar Zeidán por la intervención de YCRT no dejó un buen recuerdo en la Cuenca Carbonífera.

Durante su gestión hubo 500 “retiros voluntarios”, de los cuales muchos se retrotrajeron, pero no todos, que fue acompañado por un menor presupuesto para la empresa estatal durante la gestión presidencial anterior.

“Tiene todo el derecho del mundo a presentarse a cualquier cargo político, aunque es obvio que a nosotros nos recuerda la etapa del gobierno anterior, en donde se ejerció un ajuste en nuestro yacimiento”, dijo Luis Avendaño, secretario general de Luz y Fuerza de Río Turbio.

El dirigente fue uno de los integrantes de la Intersindical, mesa integrada por todos los sindicatos de YCRT, que se desarticuló luego de la salida de la anterior gestión presidencial.

Avendaño dijo que “ese recuerdo” tienen los trabajadores, por lo que “no le irán a poner el voto y trabajará todo el mundo para que no llegue porque no queremos dirigentes que atenten contra la salud y vida de los trabajadores”.

Para Avendaño no es sorpresivo que Zeidán busque una banca, porque el ex interventor “siempre ha estado metido en política”.

 

TS: Su sindicato y los demás de YCRT, son cercanos ideológicamente al Gobierno nacional, sin embargo, ¿hacen un análisis sobre las legislativas?

Para nosotros, como trabajadores, sería una elección de medio término más. No hay para nosotros mucho políticamente en juego, porque el oficialismo necesita diputados para tener mayoría. No hay nada en juego en cuanto a los derechos de los trabajadores, excepto que se trate la famosa reforma laboral que se quiere instalar desde hace mucho tiempo y que la oposición puede llegar a tratar, y que afectaría a los trabajadores, y eso sería lo único que nos podría afectar.

Nosotros tenemos un congelamiento salarial desde hace cuatro años, que comenzó con la gestión anterior, pero después de un año y medio de la nueva intervención tampoco logramos lo que pretendemos los trabajadores. En cuatro años perdimos el cien por ciento del poder adquisitivo y el incremento que hubo en octubre del 2020, no es un incremento importante. Necesitamos recuperar ese poder adquisitivo y que haya un incremento salarial que supere la inflación, porque se incrementó, no es lo que los laburantes pretendemos.

 

-¿En términos salariales entonces están peor que en la gestión anterior?

No podemos estar peor después de lo que tuvimos con Macri, en el que tuvimos aumento solo en el primer año de gobierno y luego los salarios se congelaron y no tuvimos ningún tipo de incremento salarial. Hoy, más allá de que no tenemos lo que debemos, tenemos algunos beneficios que se recuperaron, como el reintegro de pasajes, el pago de la BAN, que es en cuotas, y hay una diferencia entre gestiones. Pero sí en el salario perdimos hace mucho tiempo y necesitamos un incremento porque hay compañeros que no llegan a fin de mes.

Lo vivimos, lo palpamos, con compañeros, que por ejemplo, viven de un alquiler y no les alcanza el salario de 45 y 50 mil pesos para llegar a fin de mes, porque pagan 15 mil o 20 de alquiler, y de ahí hay que sacar cuentas para ver cómo hacen, y más si tienen familia. Es bastante crítica y compleja la situación de los trabajadores de YCRT en la Cuenca. Hace tiempo solicitamos sentarnos en la mesa en donde se considere la pérdida del poder adquisitivo durante estos cuatro años, en los que el sueldo estuvo congelado y que el sueldo tenga que ver con la realidad actual, y así discutir con los funcionarios.

COMENTÁ